LA MANIOBRA DEL DEPORTIVO MUNICIPAL

El 22 de junio del 2010 ha fallecido nuestro querido amigo, GUZMÁN VARILLAS BASURTO que fuera brillante Presidente de la Liga de Fútbol del Cero de Pasco, dejándonos una estela de grandes consecuciones para nuestro deporte. Con nuestra gratitud por su beneficioso trabajo me permito rendirle homenaje de recuerdo con esta anécdota de pasados años. La afición cerreña está muy sentida por su desaparición y expresa sus condolencias a sus familiares. Así mismo expresamos nuestro dolor por la desaparición del gran puntero izquierdo de nuestras selecciones, don ENRIQUE WILSON, que falleciera el mismo día y cuyos funerales asistió buen número de amigos que lo vieron jugar.

Vivíamos pletóricos aquella inolvidable época en la que uno de los más emblemáticos equipos de fútbol de nuestra patria estaba en la cumbre de la popularidad: el Deportivo Municipal. Para entonces, presidiendo a la Liga de Fútbol del Cerro de Pasco, teníamos a uno de sus más eficaces y carismáticos dirigentes que ha tenido esta institución: Guzmán Varillas Basurto, miembro de la Policía de Investigaciones del Perú. Como jugador primero, y como dirigente después, fue ganándose la confianza y el aprecio de los aficionados. Elegido Presidente puso en marcha un plan muy bien hilvanado destinado a traer a nuestras canchas a los mejores equipos capitalinos.
Sigue leyendo “LA MANIOBRA DEL DEPORTIVO MUNICIPAL”

Los norteamericanos en el Cerro de Pasco

El 15 de setiembre de 1901 –después de muchos prolegómenos- James Mac Farland arriba al Cerro de Pasco con su abogado Alejandro Garland, y se aloja en la Hacienda Esperanza de George Steel, al que le compra su propiedad al contado. De la misma manera adquiere las minas de Miguel Gallo Diez, (abonando cien mil libras esterlinas por ellas) lo mismo que a Salomón Tello, Raquel Gallo, Isaac Alzamora, Baldomero Aspíllaga, Roberto Pfluker, José Payán, Ernesto Odriosola, Carlos Languasco, hermanos Lercari, Martinelli, Ibarra, Hermanos Palomino, Chávez Rey, Pardo Villate, Botger etc. Todos estos mineros estaban ligados al capitalismo inglés a través del Banco del Perú y Londres cuya oficina estaba situada en la desaparecida Calle Parra. Otro de los intereses británicos estaba en la Casa Grace. Los bienes de ambos pasan a manos del capitalismo norteamericano de la Compañía que ya se había adueñado del 70% del total de minas del Cerro de Pasco.
Sigue leyendo “Los norteamericanos en el Cerro de Pasco”

“EL DIABLO MACHO” (Entrevista para Radio Corporación)

“Era las diez de la noche cuando llegué al Cerro de Pasco. En el andén de la Estación, notablemente iluminado, reinaba un frío estremecedor. Las gentes que llegaban y las que habían venido a esperar a familiares y amigos, estaban muy arropadas; al hablar arrojaban vapor por la boca, lo que me sorprendió enormemente. Como si el frío fuera poco, una gran cantidad de nevada había caído en la ciudad. Nunca había visto nieve en esa magnitud. Era tan alta que me cubría las pantorrillas. En ese momento, ante el frío y la tristeza del ambiente, me dije –¡La nieve es para los serranos!. ¡Mejor ahorro mi pasaje y me vuelvo de inmediato! ¡Yo no aguanto esto!. Lo que son las cosas. Desde aquel entonces han transcurrido 50 años y nunca logré regresar. Al comienzo porque no pude, y ahora, porque no quiero. ¡No sé qué es lo que tiene esta tierra que me atrae y no me deja marchar!. La gente es tan cariñosa y el pueblo todo es tan bueno, que ya no lo puedo dejar”- Sus palabras brotan cargadas de viejas nostalgias. Isaías Garzón Alvarado, hijo de padre francés y madre peruana, había nacido en Lima en 1883 cuando la presuntuosa soldadesca chilena paseaba su soberbia vencedora por las calles capitalinas. Cuando llegó al Cerro de Pasco, el 7 de setiembre de 1907 acababa de cumplir los 24 años. Como credenciales portaba una recomendación de mister, Franklin Smith, Jefe de la Cerro de Pasco Railway Company de Lima y la de don Miguel Nugent, su primer jefe de talleres ferrocarrileros de “Guadalupe” del Callao.
Sigue leyendo ““EL DIABLO MACHO” (Entrevista para Radio Corporación)”

Los muchachos de antes

Fotografía de viejos amigos cerreños “Promoción: comienzos del siglo XX” en uno de los salones de billar del italiano, Paolo Merello. Son los primeros descendientes de europeos en la ciudad. Están: Félix Lewandovski (alemán); hermanos Rosazza (italianos); Frano Raicovivh (austriaco); hermanos Gallo Díez (españoles); Marko Dupuich (croata); Francisco Privat (catalán), Toribio Oyarzabal (vasco); Antoine Chavaneix (francés); Guillermo Zec (servio); Eugenio Miloslavich (autriaco), entre otros.