LUIS FABIO XAMMAR JURADO (6)

Para alcanzar la virtud de pintar la belleza de la mujer andina y la grandeza de sus paisajes, Xammar ofrece en WAYNO una visión alegre y optimista de la sierra peruana. Lejos de las preocupaciones de carácter social, sin el rebuscamiento y las exageraciones torturadas de muchos poemas andinistas Xammar llega a los temas y paisajes del Ande con limpia emoción y sin prejuicios. Por eso ha conseguido tales escenas líricas, hechas con aire matinal y suave sentido campesino, que nos presentan no una sierra áspera, sino una sierra amable, con valles y trigales, rumor de agua y fulgores de estrellas.

La luna, taza de leche
blanca de la vaca pinta,
en un descuido esta noche
se ha derramado a la pampa.

La ordeñadora, allá arriba,
cómo le estará llorando.

Sus personajes son los adecuados para unos paisajes tan galanos. Con sus manteletas de colores y sus husos ligeros, pasan cholitas suaves con sonrisas de fruta, cuerpos de “pan moreno” y “mejillas de ají”. Camino al puquial, o entre las pircas, van desfilando esas flores de arcilla que andan y andan en silencio, mientras el sol encendido “las aguaita y el río se precipita”. A veces hay una nota de ironía, como en los romances “Andando la chola linda”, “La chola a bañarse al río”, o el intencionado: “Te seguiré hasta el puquial, cholita, aunque no lo quieras”. Otras veces es sólo un elogio tierno y fino, con cierto dejo de melancolía, como en el poema “Eres serrana y rubia como el trigo en agosto”, o el bello romance que comienza:

Murió la cholita ufana
una mañana de abril.
Murió porque Dios le dijo
que tenía que morir.

Si los primeros poemas de WAYNO tienen una inclinación más musical, en los romances hay un alegre despliegue colorista, de tonos vivos como en tela de poncho. Podrían citarse algunos ejemplos:”Laguna visión del cielo, frágil cinturón de juncos”, “tu cuerpo fértil de greda, fresco tinajón de arcilla”, “la luna taza de nieve blanca de la vaca pinta”. Pero son sólo matices que no deslumbran, sino que se suceden en el fresco y lozano fluir de los poemas, que hacen de WAYNO por la intención y por la forma, una de las colecciones líricas más finas de nuestra poesía de estos años.
(Continúa) …