ABRIENDO CAMINO (3)

La mañana de la partida, en compañía del propulsor y gestor de la hazaña don Santos Cuadrado y Pérez. Están Teobaldo Salinas. Manuel Oyarzabal, Juan Manuel Beloglio, Antonio Beloglio, Asunción Cornejo, Isidoro Delgado, y El mártir obrero, Gamaniel Blanco Murillo, héroes de una hazaña sin igual.

EL TERCER DÍA (28 de octubre de 1925)

La mañana del 28 de octubre despertaron de un reconfortante sueño reparador. Don Manuel consultó su reloj: Las seis en punto. Cuando quisieron abrir la abertura que señalaron como puerta, la encontraron trabada. El peso de la nieve que la cubría, impedía la apertura. Quisieron mirar por las rendijas, pero éstas estaban cubiertas de nieve. Tuvieron que empujar con todas sus fuerzas para vencer el obstáculo. Por el intersticio logrado se deslizó Asunción Cornejo, el más enjuto de todos y salió a explorar. Después de un buen rato retornó y trajo malas noticias. La nieve continuaba cayendo aunque con menor intensidad. Suponía que en media hora dejaría de caer. Se equivocó. Todavía a las ocho de la mañana cesó el pertinaz diluvio blanco. Después de desayunar frugalmente, Cornejo volvió a salir premunido de una pala y emprendió el retiro de la nieve con lo que levantaron la lona y, todos salieron.
Sigue leyendo “ABRIENDO CAMINO (3)”