CORDIAL SALUDO FRATERNAL

He retornado después de un largo viaje por mi tierra para reencontrarme con su grandeza. Visité mi Alma Mater para darme un baño de hermosas evocaciones espirituales. Nuestra Universidad acaba de cumplir cincuenta años de vida. De ella han egresado brillantes hombres y mujeres que están sirviendo a nuestra patria en las diversas parcelas del conocimiento humano. Eso me emociona enormemente. Cuando comenzamos –hace medio siglo- éramos sesenta alumnos. Ahora son ocho mil. Se está cumpliendo cabalmente lo que un día soñamos. Ya no sólo exportamos metales valiosos para el mantenimiento económico de nuestra patria. Ahora exportamos talentos brillantes que engrandecen nuestra nación. Eso merece recordar a los hombres que hicieron nuestra Universidad. Muchos de ellos ya no están con nosotros. Después de cumplir su hermosa tarea, marcharon al más allá. Donde estén, les llegue nuestra gratitud estremecida: Luis Aguilar Cajahuamán, Raúl Canta Rojas, Nectalio Acosta Ricse, Joaquín Cotrina Valverde, Eduardo Mayuntupa Punto, Pascual Córdova, que ya son parte de la historia de nuestra Casa Superior de Estudios.

Estuve ausente para cumplir también con la tarea de terminar mi libro NIEVE ESCARLATA. Esta obra con interesantes revelaciones de nuestra historia, lo presentaré el domingo 29 de abril del 2012, a partir de las once de la mañana, en el Restaurante Campestre EL PASQUEÑO. Avenida Los Canarios, Manzana “N”, Lote 19; junto al paradero de taxis: “Campo Fe”, en Huachipa.

Les hago llegar mi fraternal invitación a este acto cultural, agradeciéndoles por la acogida que puedan brindarme. Gracias. Los espero.

Anuncios