LA MONUMENTAL IGLESIA DE NINAGAGA

Iglesia Monumental de Ninagaga

Sin lugar a dudas, la iglesia de Ninagaga es la más pintoresca de nuestra zona. Esta erigida en una amplia explanada rodeada por los cerros de Ratarmachay, Pariagasha y Huanca Huanca. Se comenzó a construir en 1580 y se terminó en 1620. Muy cerca de allí discurren las aguas del riachuelo “Lavadero” que nace en la laguna Lulicocha y va a desembocar en el enorme lago de Chinchaycocha. La abundancia de piedras que hay en el lugar permitió una sólida cimentación que ha mantenido enhiesto el templo a pesar de los años. Ningún terremoto, tempestad, nevazones o tormentas, ni el dantesco incendio iniciado por un rayo sobre el techo de paja el 16 de diciembre de 1983, pudo mellarlo. De sus cenizas resucitó como Ave Fénix y allí está, incólume, desafiando a los tiempos. Por lo demás, en trabajo conjunto, los campesinos aportaron con la arcilla para el enlucimiento final; el techo de paja sólidamente tejido por los artesanos locales, usaron abundante “ichu” (pajas cerriles) traída de los parajes de Haycapuquio, Chagapampa, Potaga, Huanca, Huayhuay y Angomachay.

El interior del templo compuesto de una sola nave, tiene un largo de cuarenta y cinco metros, ancho de doce y una altura de quince metros. Esta decorado con una serie de hermosos altares con motivos esculturales notables, tallados en madera dura, adornadas con pan de oro. Al púlpito se sube por gradas de piedra con pasamano de madera fina. Al pie del Altar Mayor hay una puerta que conduce a un recinto que terminó –época de la colonia- siendo fundición de barras de plata y oro.

Al lado derecho del templo, completando el hermoso conjunto arquitectónico, se alza un imponente campanario, cuyas campanas, “Mayor” y “Menor”, hacen escuchar sus tañidos en muchos kilómetros a la redonda. En cada una de las cuatro esquinas se yerguen monumentales cuatro pirámides significativas. Cada una de ellas representando a los barrios que conforman el histórico pueblo.

La tradición asegura que en la explanada donde se levanta la iglesia, un día no precisado, apareció la imagen del apóstol San Pedro. Esta es la razón por la que el pueblo lo designó como su patrono. Su fiesta se celebra el 29 de junio de cada año.

Aquí es necesario mencionar que las primeras doctrinas y parroquias que se establecieron en territorio pasqueño siguieron la implantación de reducciones y fundaciones de pueblos indígenas, ocurrida entre 1570 a 1572. Las órdenes religiosas que hasta ese momento habían llegado a Lima, fueron las de los jesuitas, franciscanos, dominicos y mercedarios. Nuestra zona estuvo a cargo de la orden franciscana, bajo el control del Arzobispado de Lima.

En una relación referida a la doctrina el pueblo de Ninagaga, conservada en el Archivo General de Indias de Sevilla -año de 1619- se lee: “Esta doctrina de Ninagaga dista de Lima, treinta y cuatro leguas y el cura de ella es el bachiller Francisco de las Heras Pantoja, de veintinueve años de edad. Su iglesia tiene pila y baptisterio para 1132 indios e indias. Tiene un hospital (…) Tiene dos cofradías, uno del Santísimo Sacramento, que tiene 319 ovejas y, otra, de Nuestra Señora de la Concepción, con 251 cabezas de ovejas de Castilla”

Mediante la Ley Nº 9401 de 15 de octubre de 1941, fue declarado Monumento Artístico. La mencionada Ley, es la siguiente:

Ley Nº 9401, que declara monumento Artístico al templo de Ninacaca de la provincia de Pasco.

El Presidente de la República

Por cuanto:

El Congreso ha dado la ley siguiente:

EL CONGRESO DE LA REPUBLICA PERUANA
Ha dado la ley siguiente:

Artículo único:- Declárase monumento artístico al templo de Ninacaca, en el distrito del mismo nombre, de la provincia de Pasco, en el departamento de Junín.

Comuníquese al Poder Ejecutivo para su promulgación.
Dada en la Sala de Sesiones del Congreso, en Lima, a los catorce días del mes de octubre de mil novecientos cuarenta y uno.
A. Brandaríz, Presidente del Senado
E. Torres Belón, Diputado Primer Vicepresidente
Por tanto:
Mando se publique y cumpla.

Dado en la Casa de Gobierno, en Lima, a los quince días del mes de octubre de mil novecientos cuarenta y uno.
MANUEL PRADO
Pedro M. Oliveira.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s