LA HISTÓRICA PLAZUELA DEL LEÓN

Esta histórica plazuela -escenario de mil un acontecimientos históricos- en los primeros años del siglo veinte se llamaba: del león, porque, como puede verse, en la pared del fondo se lucía el grabado de un melenudo león africano. Era una manera publicitaria de hacer conocer que allí funcionaba la peluquería de don Benigno Ponce de León.  En 1910, la figura del león fue reemplazada por una vitrina comercial amplia y vistosa. Con el transcurso de los años los dueños fueron cambiando así como los giros de sus negocios. La plazuela lucía empedrada con sus canaletas de agua que en época de lluvias rebalsaban.

Inicialmente, en su perímetro estaban ubicados los comercios de Gallo Hermanos, Nicolás Grbich, Laureano Landaveri, Nicolás Koyacovich, Tomás Pinazzi, Mateo Franciscovich, Pedro Caballero y Lira, Humberto Morosini, Testamentería de Francisco Martinench, Simón Zec, Enrique Ravelli, Lorenzo Zec, Nicolás Zurcí, Antonio Saltarich, Zlósilo Hermanos, Miguel Gallo Diez, Emilio Antognazza, Joaquín Barreda, el Chifa CANTÓN y Ángel Proaño. Todos ellos ofrecían productos de muy alta calidad, en su mayoría importados de Europa y Norteamérica. Más tarde, como lo dijimos, de aquí nacerían Dos de Mayo y Grau y, muy junto a la Plazuela del León, se erigiría el monumento a nuestro insigne paisano Daniel Alcides Carrión.

Por aquellos tiempos fue obligado escenario donde se efectuaban las alegres retretas semanales en las que participaban las bandas de música de organismos citadinos, en amistoso contrapunto. La Austrohúngara, dirigida por el maestro austriaco Markos Bache, luciéndose con valses vieneses de Johan Strauss: “Danubio Azul”, “Vino, mujeres y canto”, “Cuentos de los Bosques de Viena; o con piezas de Lehar y otros compositores de moda. La Cosmopolita, conducida por el veleta, Ángel Cordero y Velarde, con hermosas piezas de las zarzuelas de moda. Los numerosos españoles, emocionados hasta las lágrimas, cantaban a voz en cuello: “La Verbena de la Paloma”, “La Dolorosa”,  «El Monaguillo», «El Rey que rabió», «La Indiana.», «Los Maggiares» etc. La de la Policía, bajo la batuta del maestro Camino, con Mulizas, Huainos, chimaychas, tristes y alegres tonderos.

Transcurrido un siglo la vemos ya pavimentada, sin los balcones corridos de la derecha pero con el nombre de nuestro mártir. Hay nuevas casas comerciales e instituciones como: Banco Popular del Perú, Joyería Salas, Librería “La Antorcha” de José Ferreyra García; Casa de Préstamo, regentado por Gamaniel De la Cruz; Gran Chifa “Cantón”; Casa de Modas “El Arca de Noé”; Tiendas Singer, regentada por don Ginés Pomalaza Cosme; “Regalos Pasco” de Emilio Farje, Club de la Unión, Municipalidad Provincial de Pasco, Compañía Peruana de Teléfonos, “Las Culebras” de Alessio Sibille; Banco de Crédito del Perú;  “Supertienda Gamarra” de Marcelo Gamarra; “Tiendas Surge”  de Bustamante, (Donde fuera EL MINERO); Relojería Chinguel, Bar Recreo Carrión, de Mario Robles. A la derecha el inicio de la calle Parra. En la parte central, el poste principal del telégrafo que nos comunicaba con la capital.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s