Enrique Bustamante y Ballivián.

Este notable peruano que residiera en nuestra ciudad en calidad de Prefecto del Departamento de Junín, murió en la ciudad de Lima ante la consternación del mundo intelectual.

Había nacido en Lima el  20 de noviembre de 1883. Hijo del poeta Enrique Bustamante Salazar y de doña María Josefa Ballivián y Jaimes. Inició sus estudios en el colegio jesuita de la Inmaculada de donde fue al José Granda para luego pasar a la Escuela de Ingenieros en 1902, de donde tuvo que retirarse por la rigidez de las formulas matemáticas, consagrándose entonces al periodismo. Colaboró en, “La Prensa”, “Opinión Nacional”, y “La Nación”. En compañía del compositor Daniel Alomía Robles realizó giras por Sudamérica. En Cuba alcanzó tres premios poéticos que lo encumbraron como poeta. Llegó a ser Prefecto del departamento de Junín en el año de 1923. Su estadía en nuestra ciudad sirvió para aumentar la creación poética de nuestros artistas del verso, pero, fatalmente al años siguiente partió a Arequipa para ocupar su Prefectura. A partir de 1935 se desempeña como encargado de negocios en el gobierno de Brasil, luego a Uruguay y finalmente plenipotenciario en Bolivia. Caído Leguía se dedicó a labores editoriales. Falleció el 1º de febrero de 1937 en la ciudad de Lima.

Otra nota cronológica da cuenta de la muerte del que fuera Prefecto del departamento de Junín, coronel Octavio Negrete, también del que ocupara el mismo cargo en otra oportunidad,  Manuel P. Villanueva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s