Temporada de bicicletas

HILDA MARTEL - 1950

A propósito de la fotografía en la que vemos a la señorita Hilda Martel en la última cuadra de la calle Parra, frente a la Comisaría Policial que otrora fuera Fundición de Barras de Plata de las cajas Reales de Pasco, al promediarse el año de1955, hemos recordado la Temporada de Bicicletas en el Cerro de Pasco.

Su apogeo abarcaba los meses de mayo, junio, julio y primeros días de agosto de cada año, cuando los muchachos y chicas aprovechaban de los días soleados y salían a pasear en grupo por las afueras de la ciudad. El circuito preferido era el que rodeaba a la laguna de Patarcocha de lavar, la más grande. Allí se daban cita grupos de amigos –hombres y mujeres- que en fraternales competencias gozaban de aquellos días soleados después de tantas tormentas de lluvia, nieve y granizo. Los más audaces se arriesgaban a bajar a La Esperanza, Ayapoto, Cabracancha, Buenos Aires, Paragsha, barrios un tanto alejados del centro; pocos se animaban a incursionar por La Quinua o Huariaca, porque la bajada era relativamente fácil, el problema se presentaba al retorno. La gradiente era muy pronunciada por lo que se necesitaba de buenas piernas y excelente resistencia física.

Recuerdo  que los domingos a mi barrio llegaba un tropel de “niñitos bien”, aquellos “hijitos de papá” a los que conocíamos con el mote de “los futres” porque venían muy elegantes con el fin de enamorar a nuestras chicas. Nosotros les hacíamos la vida imposible. Inclusive las viejas celosas soltaban a sus perros para ahuyentarlos pero nada, no se daban por enterados.  Finalmente, muchos de aquellos “pijes” se llevaron a las más guapas. ¡Cosas de la juventud!. El caso es que por aquellos días, las agencias que alquilaban bicicletas Monark, Raleich, eran las de Chirinos, Lasteros, Mucha y otros.

Fuera del deporte y el goce juvenil, había personas que se desplazaban en bicicleta desde pueblos aledaños hacia nuestra ciudad, tal el caso de Juan Matías, un extraordinario deportista que además era excelente fotógrafo. Él se trasladaba desde Vicco a la ciudad cerreña, cuantas veces fuera necesario. Estaba tan preparado que, cada año, en la carrera anual de bicicletas, se llevaba el primer premio. Era un campeón. Por aquellos días, la Liga de Ciclismo local realizaba continuas competencias con atractivos premios, por eso hubo  buen número de ciclistas. Recordamos Chirinos, Lasteros, “Pallangana” Núñez, a Raúl Rey, Augusto Vargas Ramos, a Zózimo Angulo y muchos otros de gran ejecutoria en nuestros escenarios locales.

El que más publicidad atrajo por su resistencia y calidad fue, Raúl Salvatierra. Excelente deportista que batió el record mundial de permanencia en bicicleta al promediar ciento cinco horas (105 horas) continuas, registradas por el mismo presidente del comité departamental de deportes, doctor Hipólito Verástegui Cornejo y reconocidas por las autoridades nacionales e internacionales.

Ciclistas listos para la partida en la  Gran Carrera en homenaje a la Ciudad Opulenta (10 de noviembre de 1920). La carrera cubriría la ruta que partiendo de la Plazuela de Las Culebras, llegaría al la Plaza Centenario (ida y vuelta), donde se coronaría al campeón. En aquellos tiempos había un entusiasmo ejemplar entre la juventud.
Ciclistas listos para la partida en la Gran Carrera en homenaje a la Ciudad Opulenta (10 de noviembre de 1920). La carrera cubriría la ruta que partiendo de la Plazuela de Las Culebras, llegaría al la Plaza Centenario (ida y vuelta), donde se coronaría al campeón. En aquellos tiempos había un entusiasmo ejemplar entre la juventud.
Anuncios

3 thoughts on “Temporada de bicicletas

  1. Siempre deleitandonos con acontecimientos que con el paso del tiempo se fueron perdiendo,en este caso un importante deporte como es el ciclismo.

  2. Me ha alegrado el corazón señor César Pérez Arauco . Ver el nombre de mi abuelo Juan Matías Mauricio , un gran ciclista y fotógrafo, siempre nos narró sus experiencias en Cerro de pasco y los grandes amigos que hizo.. Aún tenemos algunas fotos por acá de sus grandes carreras .. Dios nos permitió disfrutar de el muchos años . Ahora se encuentra en el mejor lugar gozando de la presencia de Dios . Un saludo muy grande para Ud.

    1. Estimada Karen:
      Una amistad muy grande me unió con tu abuelo. Muchas veces estuve en su casa y seguí se cerca sus actividades deportivas a través de la radio.
      Seguiré mencionando sus acertadas actuaciones deportiva s y su acierto notable en la fotografía.
      Un abrazo por el recuerdo de un gran amigo
      Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s