EL ASESINATO DE LUIS AGUILAR CAJAHUAMÁN

Lucho Aguilar(8 de mayo de 1985)

A las ocho y media de la mañana del miércoles 8 de mayo de 1985, Luis Alberto Aguilar Cajahuamán llegó a la Facultad de Educación de la UNDAC, para registrar su asistencia diaria. En ese momento ingresaron tres extraños que preguntaron quién era Luis Aguilar Cajahuamán. Ni bien se identificó, los hombres que aparentemente formaban un “Comando” de Sendero Luminoso –o al menos eso es lo que trataban de aparentar- sin mediar explicación alguna le dispararon tres balazos a “boca de jarro”. Dos de ellos, de necesidad mortal, impactaron en su cuerpo. Una le perforó el cráneo después de atravesar su mano izquierda con la que trató de cubrirse y, la otra se incrustó en el hígado comprometiendo gran parte del pulmón, destrozándole arterias importantes. Una tercera fue a empotrarse en una de las paredes de la oficina. Los empleados de la Universidad -testigos  del homicidio- quedaron mudos y sin poder moverse, vivamente impresionados. Los homicidas, seguros de sí mismos, abandonaron la oficina con una espantosa parsimonia como si nada malo hubieran hecho y siguieron caminando, calmos, hacia la ciudad de San Juan. Nadie al verlos hubiera sospechado nada. Cuando los testigos del homicidio quisieron comunicarse con la comisaría, encontraron que las líneas habían sido cortadas. Estaban  completamente aislados.

El impacto que causó el homicidio fue enorme. Aguilar Cajahuamán se encontraba desempeñando en ese momento el cargo de Alcalde del distrito de Yanacancha. En las elecciones había sido elegido por abrumadora cantidad de votos. Simultáneamente se desempeñaba como profesor de letras en la Facultad de Educación del que había sido su Decano en mandato anterior. En las elecciones generales que acababa de realizarse en el territorio nacional, había sido electo diputado por Pasco. Había postulado con el número dos en la lista del Partido Aprista Peruano. El número uno lo ocupaba Fernando Ramos Carreño. Después del conteo correspondiente salió elegido Luis Aguilar mediante el voto preferencial, pero su muerte truncó el ejercicio del cargo. De esta manera fue proclamado diputado por Pasco, el médico Ramos Carreño de ingrata recordación en el seno de la Universidad local. El doctor Mack Chahua Aguilar, Presidente del Jurado Departamental de Elecciones de Pasco, lo proclamó para el ejercicio del cargo con una celeridad asombrosa.

Recogidos sus restos mortales, fueron velados en el local de la Municipalidad de Yanacancha, primero y luego en su partido político. Sus funerales fueron una muestra del profundo dolor que embargaba a su pueblo que masivamente concurrió al acto. La municipalidad provincial declaró duelo general laborable los días, 8, 9, 10 y 11 de mayo, suspendiéndose todas las actividades públicas festivas tradicionales y benéficas. En helicóptero arribaron el diputado Luis Alba Castro, que meses más tarde sería segundo vicepresidente de la república, el diputado Orison Pardo y el senador por Pasco, Genaro Ledesma Izquieta.

El Alcalde abatido por las balas asesinas, había sido un destacado alumno de la Universidad local, participando activamente en la Marcha de Sacrificio que en 1963 consiguiera  la creación de la UNDAC. Exitoso profesional y querido miembro del pueblo cerreño. Su asesinato originó grandes manifestaciones de indignación. Por ejemplo, Patricio Rickets Rey de Castro, decía en EL COMERCIO: “El profesor Luis Alberto Aguilar Cajahuamán, Alcalde de Yanacancha y Diputado electo del partido aprista por Pasco, acaba de sumarse a la lista de mártires de la democracia, brutal y cobardemente inmolados por el terrorismo. Era un educador respetado y querido por su pueblo; ha sido asesinado en el interior de la Universidad Daniel Alcides Carrión, con alevosía y ventaja, por maleantes emboscados que se dieron a la fuga. Condenamos este cruel asesinato y manifestamos nuestro abierto repudio”. La revista CARETAS en su edición de aquella semana (13 de mayo de 1985) describe así su trágico deceso: “…Aguilar, de 42 años, cinco hijos (entre 6 y 15 años) empezó temprano su jornada, el miércoles 8. A las 7:30 de la mañana salió de su casa hacia el local del Concejo Distrital de Yanacancha. El empleado Juno Agüero lo encontró ya trabajando a las 7:45. Pocos minutos después llegó una alumna suya de la universidad, quien también había sido su personera en las elecciones generales”. “Luego llegó el profesor Epifanio Rosas. A las 8:15 de la mañana, los tres salieron en el Volkswagen de Aguilar, hacia la ciudad universitaria en la zona de Pucayacu. Aguilar, quien era uno de los fundadores de la Universidad Nacional Daniel Alcides Carrión, dictaba, como catedrático principal, el curso Dirección del Aprendizaje. A las 8:25, Aguilar entró a la oficina del decano. Indagó sobre el estado de una gestión previa y luego se dirigió a la oficina de la Escuela de Educación, a escasos 20 metros, para firmar su asistencia…”. “Fueron cinco disparos a boca de jarro, tres de los cuales le impactaron. Aguilar cayó agónico sobre un sillón, mientras un empleado lograba fugar por otra puerta y alguno se zambullía debajo de un escritorio…”

“Nacido en el Cerro de Pasco, 2 de setiembre de 1942 provenía de una familia de militancia en el partido de Víctor Raúl Haya de la Torre. En su adolescencia fue elegido dirigente de la Universidad Daniel Alcides Carrión -en donde se formó en la Facultad de Educación- e integró la Federación de Estudiantes del Perú. En esos años conoció a quien sería su esposa, Ruth Gálvez Bravo, condiscípula (también de procedencia aprista) de esa casa de estudios”.

“Su biografía estuvo enaltecida por su dedicación a la docencia, a su tierra natal y a los nobles ideales de “pan con libertad”. Fue director del Colegio Nacional Daniel Alcides Carrión y profesor de la Facultad de Lengua y Literatura de la universidad que lo acogió en su juventud. Hizo de la enseñanza una ocupación profesional y, esencialmente, un ejemplo de vida que sus familiares, amigos, paisanos y compañeros evocan con consuelo y nostalgia”.

“En las elecciones municipales de 1983, en las que el partido de la estrella se convirtió en la primera fuerza política a nivel nacional, es elegido alcalde del distrito de Yanacancha (Pasco) con amplio respaldo electoral. Como burgomaestre se distinguió por su sencillez, su preocupación por los servicios públicos y la educación”.

“Tenía como hábito, algo inusual en estos tiempos de frivolización de la actividad pública, recibir a los pobladores en su despacho, almorzar en el mercado, saludar y conversar en las calles con sus conciudadanos. Su esposa Ruth lo tiene presente con estas palabras: “Era amiguero, fraterno, servicial y sin discriminación hacia nadie”.

“Escribir sobre este afable y austero dirigente del Partido Aprista Peruano es adentrarse en el conocimiento de la realidad andina. Un contexto en donde Luis Alberto expresa ese universo que defendió, con terquedad y convicción, José María Arguedas, incomprendido y considerado “pasadista” por algunos críticos literarios limeños. Aguilar admiraba su obra literaria, como también a César Vallejo y Ciro Alegría”.

“La trayectoria de Luis Aguilar Cajahuamán nos recuerda la anotación inmortal del poeta de Santiago de Chuco: “Todo acto o voz genial, viene del pueblo y va hacia él”. Una vida llena de buenos sentimientos, dedicada a la atención de las demandas sociales de los pobres y marcada por su firme lealtad a sus principios. Las banderas del aprismo se inclinan reverentes y respetuosas ante este mártir temprano de la consolidación democrática que será inspiración para hacer de la política un medio honesto de entrega al bien común”.

Por otra parte, más de un ciudadano manifestó la extraña coincidencia de este asesinato. Se realizaba después de haberse conocido su triunfo en las urnas. Una gran cantidad de personas se atrevieron a asegurar que no eran de Sendero Luminoso los asesinos. En ese ambiente de serias dudas entro a ejercer el cargo uno de los más ineficaces congresistas que ha tenido el pueblo de Pasco a lo largo de toda su historia.

Lucho Aguilar 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s