LA HISTORIA DEl PISCO SOUR (Segunda parte)

la historia del pisco sour 3Respecto del creador del “Pisco Sour”, gracias a la meticulosidad de Guillermo Toro Lira, que estuvo en el mismo San Francisco, nos hemos enterado al detalle de toda su historia, publicada en su reciente obra, “Alas de los querubines”.

Víctor Vaughen Morris Jones, nació el 5 de agosto de 1873, en Salt Lake City, estado de Utah, Estados Unidos de Norte América, de una grande y bien reputada familia de mormones. Su padre, Richard Vaughan Morris, había nacido  en Abergele, Gales, en 1830 y, emigró a Salt Lake City, en 1855. Al fallecer su primera esposa, se une en segundas nupcias, con Harriet Jones, nacida en Nishnabotna, estado de Missouri, en 1848; tiene nueve hijos, Víctor V. Morris fue el quinto. Poco se sabe de su niñez, sólo que recibió una adecuada instrucción primaria y, según el censo de 1900, sabía leer, escribir y hablar inglés. Ese mismo censo indica que su profesión era la de florista. En 1899, trabajaba en la florería de su hermano mayor, Burton C. Morris junto con su hermano menor, Sidney H. Morris. A partir de 1900, es gerente de la florería, luego de que su hermano Burton fuera asesinado, en 1899. Después de este acontecimiento, la desgracia siguió dándole dolorosas experiencias, con nada menos que cinco asesinatos a los miembros de su familia.

A partir de 1900, año en que su hermano Burton es asesinado por unos incidentes amorosos baladíes, Víctor va a ejercer –como lo dijimos- la gerencia de la florería. Ese año recibe el encargado de preparar un vagón de tren, lleno de flores, en honor a los mineros fallecidos por una explosión en una mina de carbón, en la cercana ciudad de Scoofield. Esta tragedia que le dejó profundas huellas, dejó el saldo de 107 viudas y, 270 niños sin padre. Ese fue el mayor desastre minero en la historia de los Estados Unidos, de entonces. El vagón donde se transportaron las flores fue prestado por A. E. Welby, el superintendente general de la sucursal de Utah de la compañía de ferrocarriles Rio Grande Western. Víctor viaja a Scofield, en vagón privado, acompañado de los organizadores, incluyendo a A. E. Welby. En mayo de 1901, recibe otro encargo importante. Decorar el escenario para un banquete en honor de una delegación mormona que viaja a Europa y Japón. Morris fue el encargado de las decoraciones de una gran mesa para cien personas, que incluyeron rosas, claveles y violetas, además de palmeras distribuidas por el salón y una gran cantidad de luces eléctricas, dando  lugar a que un testigo afirmara “todo era una pintura de raro brillo extraordinario”. Es en aquella oportunidad  que comienza a mostrar sus aficiones de atención en el bar y en la creación artísticas de sofisticados tragos. Trabajó en la florería y bar simultáneamente por un par de años más. En pleno apogeo, llega a ser miembro de la “Logia de los Elks”, una asociación parecida a la de los masones. Fue también miembro de la Comisión de Recursos de UTAH, durante el carnaval de agosto del mismo año. Postuló para la secretaría de los Eleks, en marzo de 1902, pero perdió la elección. En agosto del mismo año, es uno de los  encargados de decorar la ciudad de Salt Lake City, en honor a la visita de un personaje importante y es también, el encargado de la atención  en el bar correspondiente. Cusa sensación su desempeño en la misión.

la historia del pisco sour 4En septiembre de 1902, acontece un hecho que cambiará para siempre su vida y es, a nuestro entender, el eslabón inicial de una cadena que termina con la creación de nuestro rico cóctel. El ya mencionado A. E. Welby, renuncia a la superintendencia de la compañía Rio Grande Western, sucursal de Utah, y viaja al Perú, para hacerse cargo de la administración de la Compañía de ferrocarriles “Cerro de Pasco Railway Company”, en el Cerro de Pasco. Su misión era la de completar el ferrocarril que uniría al centro minero del Cerro de Pasco con la ciudad de La Oroya. Los trabajos del tendido de este último tramo que lo unía con el puerto del Callao se encontraban interrumpidos desde 1893. Como es sabido, el Cerro de Pasco era en ese momento un dinámico centro minero que estaba en pleno apogeo; un asentamiento muy rico en plata, cobre y otros importantes minerales. Desde 1887, un sindicato minero estadounidense formado en Nueva York, había comenzado a evaluar las reservas de cobre de Cerro de Pasco. Tras un concienzudo estudio, los técnicos dan cuenta que sus reservas eran infinitamente fabulosas. Era el yacimiento más completo y rico del planeta. Estaban ante una riqueza increíble. James B. Haggin, promotor de minería, nacido en Kentucky y, A. W. Mc Cunne, un minero de Salt Lake City, en representación de ese sindicato, deciden enviar al  Cerro de Pasco, a James Mc Farlane -ingeniero de minas- para que certifique su potencial minero. Luego de recibir un reporte muy positivo, el 22 de febrero de 1902, se crea la compañía “Cerro de Pasco Investment Company”. Esta naciente empresa, a través de su subsidiaria en el Perú, la Cerro de Pasco Mining Company, compra la mayoría de concesiones mineras del lugar. Mineros locales y, principalmente europeos, venden sus propiedades. Ese mismo año compran todos los derechos ferroviarios y crean la compañía, “Cerro de Pasco Railway Company”, la que se encargará de la construcción del tramo de 82 millas: La Oroya – Cerro de Pasco.

En Salt Lake City, su tierra natal, también progresaba la minería tras el  descubrimiento de plomo y plata en el cañón, Bingham Canyon, en 1863. Se abrieron entonces, cientos de minas de cobre, plata, oro, y plomo, en cañones aledaños. Para 1905, se habían construido 1,500 millas de ferrocarriles, así como gigantescas fundiciones para refinar los minerales. Los dueños de minas construyeron suntuosas residencias  en las principales avenidas de Salt Lake City. Víctor Morris, naturalmente, no se quedó atrás. Invirtió su dinero comprando acciones, de por lo menos, dos compañías mineras.

El proyecto minero del Cerro de Pasco había causado gran conmoción en la ciudad de Salt Lake City, especialmente porque, A. W. Mc Cunne, era uno de los “suyos”, como uno de los principales accionistas de la empresa. En enero del 1902, decenas de expertos mineros de la ciudad, y zonas aledañas, emigran al Cerro de Pasco.

Poco tiempo después de la partida de A. E. Welby hacia el Perú, es que Víctor Morris decide vender su florería que tantos beneficios le había aportado. Encuentra trabajo en el departamento de auditoría de la compañía ferrocarrilera Oregon Short Line, que une los estados de Wyoming, Utah, Idaho y Oregon. Sirve en ese cargo hasta junio de 1903, cuando es contratado por A. E. Welby, para que trabaje en la sección de ventas de la compañía ferrocarrilera, Cerro de Pasco Railway Company, en el Cerro de Pasco.

El 8 de junio de ese año toma el tren de Salt Lake City hacia San Francisco y, luego de permanecer algunas semanas en ese puerto californiano, se embarca hacia el Perú, en un barco a vapor. De allí, a la fabulosa tierra minera del Cerro de Pasco.

A poco tiempo de haber llegado Morris al Cerro de Pasco, A. E. Welby, -su contratista- decide renunciar a su cargo después de haber trabajado por un año. Según su propia confesión, no había podido adaptarse a la vida del lugar, alto y muy frío, que le habían ocasionado una policitemia aguda y molesta. Dejándole como alto miembro del comando de la Railway Company, Welby regresa a Salt Lake City, donde retoma el cargo de superintendente general de la ferrocarrilera, Rio Grande Western. Tres años después, es promovido a Denver, Colorado, tomando el cargo de gerente del sistema ferroviario, Denver & Rio Grande.

En agosto de 1904, siendo Víctor Morris, cajero principal del ferrocarril recientemente inaugurado, recibe la grata noticia de que su hermano Sidney H. Morris, había sido contratado, como ingeniero, en la misma compañía y que estaba zarpando hacia Perú, vía Nueva York. Tenía contrato indefinido.

En la fotografía de la Plaza del Comercio, donde el negocio era activo, puede verse una “Tonelada” (Comercio dedicado a la venta de licores que se mostraban en toneles) que lleva el siguiente nombre: DE LA CIUDAD DE ICA. En ese lugar se vendía el pisco puro traído de toda aquella zona. Como ésta, había otras toneladas donde se expendías la bebida peruana muy apreciada en la tierra.

En la fotografía de la Plaza del Comercio, donde el negocio era activo, puede verse una “Tonelada” (Comercio dedicado a la venta de licores que se mostraban en toneles) que lleva el siguiente nombre: DE LA CIUDAD DE ICA. En ese lugar se vendía el pisco puro traído de toda aquella zona. Como ésta, había otras toneladas donde se expendías la bebida peruana muy apreciada en la tierra.
En la fotografía de la Plaza del Comercio, donde el negocio era activo, puede verse una “Tonelada” (Comercio dedicado a la venta de licores que se mostraban en toneles) que lleva el siguiente nombre: DE LA CIUDAD DE ICA. En ese lugar se vendía el pisco puro traído de toda aquella zona. Como ésta, había otras toneladas donde se expendías la bebida peruana muy apreciada en la tierra.

El 28 de septiembre de 1905, con tres años de permanencia en la ciudad,  Víctor Morris casa con María Isabel Vargas, hija del Despachador de la Railway Company, nacida en el Cerro de Pasco, el 17 de mayo de 1887. La boda fue un acontecimiento muy especial en la ciudad minera. El matrimonio civil transformaba a la cerreña, Maria Vargas, en ciudadana estadounidense. Víctor y María Morris, muy felices llegan a tener tres hijos: Richard P. Morris, nacido en el Cerro de Pasco, el 23 de octubre de 1906; Robert V. nacido en el Callao, el 29 de abril de 1910, y Juana Rebecca, nacida en el Cerro de Pasco, el 2 de febrero de 1913. Sus tres hijos son inscritos como ciudadanos estadounidenses. Poco se sabe de esta parte de la vida los Morris cerreños, la cual puede haber involucrado varios viajes a Lima y al Callao. Lo único que se sabe es que Rebeca, en el año de 1907, se casa en la ciudad de Pacific Grove, California, y decide establecerse en la ciudad de Berkeley, situada a poca distancia de San Francisco, donde se dedica al negocio de bienes raíces.

Víctor Morris, alternando sus preparados sofisticados de tragos especiales, la práctica de la pesca y el golf,  trabajó en la compañía Cerro de Pasco Railway Company, hasta el año de 1915, cuando se fusiona con la Cerro de Pasco Mining Company, para formar la Cerro de Pasco Copper Corporation.

Retirado, decide radicar en la ciudad de Lima en donde, como un medio de entretenimiento  pasa sus horas en la preparación de tragos sofisticados. Cuando abrió el “Bar Morris”no se imaginó que el éxito de su negocio nacería cuando hizo conocer su “Pisco Sour” que, a partir de entonces, se convirtió en preferido de sus numerosos clientes.

Como relata Luis Alberto Sánchez en varios de sus trabajos, el “Morris Bar” fue, en su momento, no sólo lugar de encuentro de las grandes figuras, sino también lugar de conciliábulos de prominentes hombres de la mazonería y de la política, que urdieron en sus mesas, asonadas y revoluciones. Por ejemplo, cuando se tramaba una revuelta contra el tirano Leguía que llevaba once años en el poder, con un derroche de préstamos del exterior y el consiguiente endeudamiento, leyes represivas, dictadura, entrega del territorio nacional a países vecinos, el nepotismo y el derroche superfluo de los bienes nacionales; entre generosos brindis con la bebida nacional, se exigía elecciones libres, abolición de la conscripción vial, cese de obras faraónicas, suspensión del pago de la deuda externa, amnistía, libre juegos de partidos, austeridad económica, revisión de los tratados de límites recientes, dignificación del ciudadano y, respeto al Poder Judicial. Fue en sus mesas donde se recibió la noticia de la caída del dictador y, fueron en ellas, en las que se celebró con Pisco Sour, el inicio del gobierno del “Mocho” Sánchez Cerro.

El anecdotario es inmenso, pero, en tanto vivió, el “Morris Bar” fue punto principalísimo de los avatares de la vida nacional gracias al delicioso Pisco Sour.

Pasados los años, y ya completamente popular, convertido en nuestro trago de bandera, haciéndose eco de una iniciativa privada, el ministro de la Producción, Eduardo Iriarte Jiménez, mediante la correspondiente Resolución Ministerial, declaró el 8 de febrero de cada año, “El Día del Pisco Sour”, a escala nacional. Esta resolución tiene el propósito de promover un mayor consumo de pisco en nuestro país  propiciando el incremento de su producción y exportación en el competitivo mercado internacional.

NOTA.- En una nota que aparece en el Mercurio Peruano de fines del siglo XIX, se informa que de las localidades de Pisco e Ica se exporta “miles de botijas de aguardiente” (Pisco),  al Cerro de Pasco, principal consumidor. El texto total es el siguiente.

Don Francisco de Paula Otero, protagonista de la Independencia peruana, alimenta un circuito que tiene como centro de operaciones a la villa de Tarma donde él reside, con los valles costeros de Pisco e lca, donde se abastece de los productos principales de su comercio (aguardiente de uva y trigo) para enviarlos al Cerro de Pasco donde vende sus botijas para obtener el medio circulante por excelencia, el metal o la moneda de plata

Hablamos de miles de botijas de aguardiente y cientos de fanegas de trigo yendo hacia el centro minero de Cerro de Pasco, una articulación que se establece entre el gran comercio y la producción de haciendas, pero también hay una participación campesina en la provisión de animales de transporte (sobre todo de llamas)

LA RECETA

Dos por uno

  • Dos onzas de pisco
    • Media onza de limón
    • Media onza de jarabe
    • Un octavo de clara de huevo
    • Batido con tres o cuatro cubos de hielo
    • Al momento de servir se echa una gotita de amargo de angostura.

Tres por dos

  • Tres onzas de pisco
    • Una onza de jugo de limón
    • Una onza de jarabe
    • Dos onzas de clara de huevo
    • Cuatro cubos de hielo y se bate
    • Igual se echa una gota de amargo de angostura
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s