CUANDO EL CARRIÓN ESTUVO A PUNTO DE PERDER LA CATEGORÍA

Corría el año de 1957. El “Estudiantil Carrión”, representante del Colegio Nacional, se debatía en el último lugar de la tabla de colocaciones en la Liga de Fútbol. De seguir así era inminente su descenso. Sólo un milagro podía salvarlo. La angustia de los hinchas alumnos y profesores, era notoria. Su desempeño a lo largo del certamen había sido desastroso. No daba pie en bola. Muy pronto la angustia se trocó en cólera. Claro, el presidente no sabía atar ni desatar al frente del Club. Su mayor desacierto fue que, contando con excelentes alumnos que estaban jugando en otros clubes de primera, no quiso inscribirlos alegando “falta de experiencia”. La gota que rebalsó el vaso fue la catastrófica derrota ante el “Brigada Boys Scouts” un cuadro que no era cosa del otro mundo pero que le había infligido una goleada memorable: 6 a 0. Había sido su penúltimo partido. Ahora ambos compartían el último lugar. Tenía que ganar su último encuentro. Su rival sería el “Circulo Urano” de Buenos Aires. El pesimismo había hecho presa de los socios en general. Es entonces que, indignado como pocos, el profesor de inglés y gran deportista, Eugenio Pastrana Chamorro pide al director del colegio, doctor Carlos Vílchez Murga, una sesión general para contemplar el caso angustioso por el que estaban atravesando.

Aquella tarde, como nunca, la sala de sesiones estaba al tope. La expectativa era tremenda. Abierta la sesión, el director invitó al presidente del club, profesor Galarza –conocido en el ambiente deportivo como “Sancochado”- a que explique el porqué de la desastrosa actuación del club de fútbol. En medio de un silencio sepulcral dijo que había hecho todo lo posible pero que la “mala suerte” les perseguía y que por eso estaban de coleros.

  • Lo que ocurre, señor presidente –dijo el teacher Pastrana- es que mi colega Galarza, no sé por qué razones ha marginado, desde el año pasado a los excelentes alumnos que tenemos y que bien podía defender nuestro colores.
  • ¡No se trata de ninguna marginación, señor director. Lo que ocurre es que la mayoría de estos jóvenes no tienen la experiencia necesaria para competir en primera…
  • No es cierto. Muchos de ellos ya compiten con los más renombrados jugadores de primera..-retrucó Pastrana- sólo se requiere solicitar sus correspondientes firmas para jugar por nuestro club…
  • ¿Es cierto esto, profesor Benavides? –preguntó el director al profesor de Educación Física, Sebastián Benavides Nation.
  • Así es, señor director –respondió el aludido- Estos muchachos ya han sido tentados por los equipos de primera, sólo que su deseo de jugar por el Colegio, a la espera de que se les invite a hacerlo no han firmado por ninguna institución,  pero ya cansados de esperar su oportunidad se aprestan a hacerlo el próximo año por el club que los requiera…..
  • Es lamentable que teniendo una inmejorable cantera de valores, estemos dando pena en la liga…
  • ¡Pastrana estárespirando por la herida!. –gritó “Sancochado” fuera de sí- Como no lo hemos llamado a conformar el equipo del Colegio,ha preferidojugar por el Unión Railway, con sus hermanos.
  • Nosotros desde hace tiempo alineamos por el club Railway por el que jugó nuestro padre y no nos mueve ningún interés particular para pedir que se salve a nuestra institución. Mis hermanos Lucio y Roberto seguirán jugando en su club ferroviario así como yo. Lo que pido al profesor Galarza es que, en lugar de los morenos que trabajan en la Compañía Flores y Costa, se llame a nuestros alumnos..
  • ¿Cómo es eso que los morenos de Flores y Costa están quitándole cupo a nuestros alumnos? Explíquese profesor Galarza….
  • Bueno –balbuceó nervioso “Sancochado”- al iniciarse el trabajo de construcción del policlínico de la Esperanza, los contratistas trajeron muchos hombres de Chincha; hombres altos, fuertes y bien dotados a los que les invité a jugar por nuestro club…
  • Altos, fuertes y bien dotados, pero que nunca han jugado pelota. Eso se ve a las claras. El día que debutaron en el Estadio fueron el hazmerreir del público porque con los zapatos que le compró el presidente apenas si podían caminar, parecían unas niñas debutando con sus tacos altos, y, de la pelota no sabían nada de nada…-Sí, si, así es- respaldaban voces indignadas.
  • Yo no podía saberlo, señor director. Pensé que eran como los jugadores del Alianza Lima, por eso, de mi propio peculio les compré zapatos que yo no sabía que en su tierra no habían usado. Como tanto se canta de que “Chincha cuna de campeones” yo creí que sabían jugar…
  • No señor director, ahora lo sabemos –intervino el “Pajarito” Santiváñez- Esos hombres son simples peones aquí y en Chincha, donde nunca vieron una pelota. Lo que pasa es que el profesor impresionado por su talla y la canción “Chincha cuna de campeones” los invitó a nuestro cuadro….-los murmullos de indignación crecieron en extremo que el director tuvo que intervenir enérgicamente.
  • ¡Silencio!. ¡Silencio!. No estamos aquí para agravar nuestra situación sino para encontrar soluciones. Nos falta un solo partido. ¿Se puede salir airoso cambiando totalmente el equipo…?
  • ¡Sí, señor Director! –contestó Benavides, de pie. Su rostro moreno, herencia de su abuelo jamaiquino, traslucía seguridad absoluta. Su talla elevada que lo hacía especial integrante del equipo de básquetbol, le daban un talante atlético- En la semana inscribiremos a los muchachos,en tanto seguiremos entrenando para el compromiso final…- Una salva de aplausos mostró la esperanza de los socios.
  • Bien –dijo el Director- Hágase así. En el último partido nos representarán los alumnos. Dejó la responsabilidad al profesor de Educación Física y al docente Galarza, nuestro agradecimientopor el esfuerzo desplegado. ¡No se hable más!

Durante toda la semana con el apoyo del profesor David Torres Rocha que ejercería como delegado y Job Arzapalo, alumno, que sería el tesorero, se iniciaron las correspondientes inscripciones de los alumnos para defender al “Estudiantil  Carrión”. El profesor Benavides ensambló el cuadro de la siguiente manera. En el arco, Jesús Azcurra Nieva, de backs, Julio Córdova Campos, Félix Luquillas Hualpa, Manuel Velarde y “Cachorro” León; de volantes, Nicolás Alania y “Chucho” Solórzano; en la delantera, Jorge Soria, Roberto Soto, Ángel Madrid, Miguel Dávila, y Rafael Paz. El aguatero y portabolas “Shevo” Velasco. La mayoría de estos hombres alternaban con los mejores elementos locales en el Campeonato Interbarrios defendiendo al “Atlético Banfield Club”. Este es el cuadro que tuvo que vestir camisetas parecidas a las de la selección nacional porque al “Sancochado” Galarza no le dio la gana de entregar los uniformes. El domingo siguiente en un lleno de aficionados el Carrión  salvó la categoría con una memorable goleada al Círculo Urano: Seis a cero.

estudiantil carrión

Había comenzado a renacer el Estudiantil Carrión. El entusiasmo fue de tal magnitud que  todos los socios decidieron cooperar con la institución. Profesores, alumnos, exalumnos y padres de familia cerraron filas en torno a la campaña de aquel año de 1958.

Los alumnos fueron convocados, pero Ángel Madrid Marrull se negó a jugar por el Club, en su reemplazo invitaron a César Pérez Arauco que acababa de retornar de Lima para ocupar la plaza de centro delantero. Los que también se negaron fueron Rafael Paz y Velarde y en reemplazo entraron Pablo “Trapo” Mendoza y Renzo Luchini. Así se completó el cuadro que tuvo un gran desempeño aquel año. Vencieron a sus rivales por sendas goleadas. No era extraño, casi todos jugaban por el Banfield en el campeonato interbarrios.

estudiantil carrión 2

Con las nuevas camisas del club, en la foto están: Jesús Azcurra, “Chucho” Solórzano, Jorge Soria Méndez, Roberto “Bío” Soto, Renzo Luchini, César Pérez Arauco,Julio Córdova Campos, Félix Luquillas Hualpa, Miguel Dávila Ramos, “Cachorro” León, Nicolás Alania y Armando Anchiraico. Al extremo nuestro entrenador Sebastián Benavides Nation. Campeones invictos del año de 1958 en la Liga de Fútbol del Cerro de Pasco.

Anteriormente le anteceden al Estudiantil Carrión, el Club Sportivo Cienciano, fundado el 8 de julio de 1901 por la promoción de estudiantes del Colegio Nacional de Ciencias y Artes del Cuzco. y el Colegio Nacional de Iquitos “C .N. I” fundado el 20 de mayo de 1926.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s