Mineros, lucha, sangre y sindicalismo (Tercera Parte)

sindicalismo 3LA PRIMERA ORGANIZACIÓN GREMIAL CERREÑA: OBREROS BILLINGHURST

El 23 de junio de 1912, luego de un apoteósico desfile de trabajadores ataviados con boinas y casacas azules por toda la ciudad minera, en la casa signada con el número 46 de la calle Lima, luego de escuchar los discursos de los directivos y autoridades de la localidad, procedieron a nombrar a la Junta Directiva que habría de guiar la marcha del CLUB OBREROS DEL CERRO DE PASCO, BILLINGHURST Nº 2, una institución que ha tenido meritoria labor en la formación de la conciencia laboral en todos los trabajadores cerreños. Esta Junta estuvo integrada, así:

  • Presidente – Emilio Baldeón
  • Primer Vicepresidente – Marcelo Curty
  • Segundo Vicepresidente – Zenaido Pando
  • Secretario – Pedro Gutti
  • Pro secretarios – Julio Dupuich, y Víctor Montoro.
  • Fiscal – Juan Lino
  • Adjunto – Hidelberto Luna
  • Tesorero – Manuel Alejo Baldeón
  • Vocales – Julio Ganow
  • Albino Mier y Terán – Lizardo Montero
  • Rosendo Quirós – Juan G. Muñiz
  • Domingo Russo – Andrés Ferreto
  • Guillermo Cuestas – Ramón Palomino
  • Concepción Verástegui – Silvestre Patiño e Isauro Basurco.

(LOS ANDES, de 24 de junio de 1912:01- Cerro de Pasco).

Andando el tiempo, esta legendaria institución tuvo brillante actuación en el ámbito laboral; su presidente, fue representante del Perú en el Congreso Mundial de Trabajadores realizado en Chile. Más tarde, guiada por sus connotados socios, Oswaldo Robles Verástegui y Alejandro Vega obtuvieron grandes satisfacciones como la adquisición de su local propio frente a la Compañía de Bomberos en la Calle Libertad 121.

  1. LA HUELGA MINERA DE 1912 Y LOS SALARIOS ENTONCES VIGENTES

Después de la hecatombe de 1910,- (Esta tragedia la hemos referido al detalle en un capítulo anterior por considerarlo de especial significado, Tomo 11:331)-, los norteamericanos pretenden cobrar el carburo que los obreros usaban en las lámparas de de seguridad en el asiento minero de Goyilarisquizga, éstos se declaran en huelga general negándose a dicho pago. Como en esa época otra gran huelga convulsionaba el distrito agrícola de Chicama en el Departamento de la Libertad, la Cerro de Pasco Corporation temerosa de que un movimiento semejante invadiera la región central, cedió inmediatamente al pedido de los operarios y esta huelga duró felizmente un sólo día.

Como resultado plausible de aquel movimiento, la Compañía tomó algunas precauciones para evitar la repetición de aquella terrible serie de accidentes que llenaban las páginas de los diarios nacionales. Los trabajos en las minas hulleras de carbón se efectuaban de la manera siguiente:

La Guardia de Día entraba a las cinco de la mañana y tenía media hora de descanso después de la una para el almuerzo para salir de la mina a las cinco de la tarde. La Guardia siguiente entraba a las siete de la noche y salía a las cinco de la mañana trabajando sin interrupción. Las mismas guardias trabajan alternativamente, una semana durante el día y las siguiente, durante la noche, recibiendo un salario de S/. 1.40.

En Smelter, el Superintendente principal es Hamilton y sólo hay dos peruanos en la lista de empleados superiores: El señor Arauco, segundo jefe de la Sección Tráfico y el señor Benavides como Jefe de Carpintería.

El señor Spilbury Jefe del campamento tiene una reputación desfavorable por su mal trato, mientras que el segundo jefe de la maestranza señor Roper, se ha captado un buen nombre entre los subalternos.

Desde que la compañía norteamericana comenzara sus operaciones, los salarios disminuyeron más bien que aumentado. Los peones recibían de 1 a 1.20. Los peruanos reciben sueldos menores que los extranjeros en la misma capacidad.

Los operarios de carpintería ganan 4 a 5 soles.

Los electricistas de 3 a 4 soles.

Los ayudantes de la maestranza 2.50 y 3 soles.

Los ayudantes de las grúas 4 soles peruanos y 10 soles si son extranjeros. Estos empleados se encuentran expuestos a todo el vaho caliente de las tazas de metal derretido.

Los ajustadores (Fitters) ganan 1.80- 2.20 y 2.50 con peligro de su vida cerca del calor de los hornos.

Por otro lado, los brequeros, que tienen que salir a la una o dos de la mañana, en medio del hielo y la nevada a hacer los cambios, ganan 1.60 o 1.80 y 2 y 2,20 el jornal.

Todos los trabajos son pesados y riesgosos, sobre todo en semejantes alturas, hasta tal grado, que pocas personas lo resisten más de tres meses seguidos; los extranjeros obtienen licencia para establecerse en Lima, los aborígenes tienen que descargar como mejor pueden las materias tóxicas depositadas en su estómago y sus pulmones.

En la Casa de Fuerza, los empleados ganan 2.40- 3 y 3.50 soles. Aquí trabajan artesanos calificados que saben manejar las máquinas, las bombas, la compresora de aire, que aceitan las piezas en movimiento, etc.

Los fogoneros ganaban 2.80 y los carboneros 1.50 a 1.80. La guardia consistía en 8 fogoneros y 8 carboneros. Desde que se introdujo el petróleo como combustible, el servicio de atender a 32 fuegos, corre a cargo de dos hombres que reciben 3.50 cada uno.

La cuadrilla de tapadores que echan el metal y el carbón a los hornos, perciben un jornal de 1.50 a 2.00 soles.

El salario de la cuadrilla de chancadores es de 1.50 soles.

Los operarios del Coke-Implant, que forman dos cuadrillas que queman dos hornadas diarias de carbón cada una, ganan 1.50 soles. El lavadero de carbón gana 1.50. La cuadrilla de nueva construcción ocupada en edificar los hornos gana 1.50 a 2.20 soles. La cuadrilla de convertidores está dividida en dos partes, una de las cuales gana 1.50 y la otra 2.00 soles. La cuadrilla del patio percibe salarios que varían entre 1 y 1.20 soles.

Las casas para los empleados (algunas son de dos habitaciones de a diez pies cuadrados y otros, fabricados en ladrillo o concreto, de dos habitaciones de 15 por 14 pies), se daban gratis al principio, pero después costaban, el alquiler, de un sol o dos soles al mes. En términos generales, la organización social es tan deficiente, que los empleados y artesanos que pertenecen a la clase decente, no pueden tener a sus familiares a su lado en Smelter.

Todos aquellos servicios a que tendrían que atender gratuitamente en Europa y Estados Unidos, una empresa minera de importancia de la Compañía Cerro de Pasco, no están atendidos o están sometidos a contribuciones especiales del salario de los operarios y empleados (Dora Mayer 71, 72,73 LABOR 1984).

  1. DIDÁCTICA CONFERENCIA OBRERA

Hasta aquel momento, como hemos visto, los laboreros del Perú, especialmente los mineros, se hallaban desamparados y expuestos al abandono caso de los accidentes de trabajo. Felizmente, el 20 de enero de 1911 se promulga la Ley de Accidentes de Trabajo.

            «La ley compuesta de 82 artículos, fue expedida por los presidentes de ambas cámaras de Congreso el 31 de diciembre de 79/0 y promulgada por el Presidente Leguía y su Ministro Julio Ego Aguirre el 20 de enero de 1911 con el No 1378» (Basadre).

Con este particular motivo, el extraordinario maestro y divulgador de cultura Dr. Fabio Mier y Proaño, con el afán que siempre lo acompañó de irradiar conocimientos y apoyo a su pueblo natal, en el Teatro de la Beneficencia Pública, el domingo 3 de marzo a las cinco de la tarde, sustentó una conferencia titulada: «Vulgarización de la ley de Accidentes de Trabajo» que el público integrado por numerosos obreros y personas notables aplaudió frenéticamente.

Habló el conferenciante de la obligación que imponía la ley de accidentes a todos los empresarios, compañías o patrones que tenían negocios de importancia, para ser responsables de todos los accidentes que tengan los obreros durante las labores a las que han sido dedicados, producidos por actos de él o por actos casuales.

Indicó también que los empresarios estaban obligados a proporcionar auxilios médicos y de botica de manera gratuita para los obreros accidentados así como los gastos de curación en caso de enfermedad larga.

Dijo que los patrones debían – según ley- pagar además de la curación del accidentado, una indemnización como salario mínimo para el sustento de la familia por todo el tiempo que durase la enfermedad.

Habló de las diferentes industrias en relación con los accidentes que producían, se extendió sobre todo en lo que se refería a la industria minera y sus consecuencias para los obreros que a ella se dedicaban; anotó en esta parte la falta de revisión metódica y constante por parte de los ingenieros del estado de las instalaciones, de las maquinarias, de manera especial se refirió a la revisión de los descensores de las lumbreras (jaulas) cada cierto tiempo.

Después de ocuparse del capítulo sobre responsabilidad, comentando y vulgarizando todos sus artículos pertinentes, pasó a tratar con bastante extensión del capítulo relativo a la asistencia médica, haciendo indicaciones muy concienzudas sobre los deberes y derechos de los obreros.

En párrafo aparte indicó a los obreros la necesidad que tenían de marchar siempre unidos para solicitar con toda energía de parte de sus patrones o jefes, las seguridades más convenientes en las maquinarias y campos de trabajo para resguardar sus vidas de los accidentes que les pudiera ocurrir durante las faenas de trabajo, asistiéndose el derecho de acudir ante la autoridad para que se coloquen aparatos de protección por parte de las compañías, si éstas se negaran a hacer gastos para resguardar la vida de sus obreros.

El doctor Fabio Mier y Proaño terminó indicando que su corta estadía en nuestra ciudad, no le permitía vulgarizar la ley de accidentes en su totalidad, pero que los haría pública en los formatos de folletos para que cada obrero pueda utilizarlos en todas las oportunidades que crea conveniente.

Tres horas más tarde terminó la conferencia.

Continúa…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s