PUEBLO MÁRTIR DEL PERÚ CRONOLOGÍA DEL CERRO DE PASCO SIGLO XVI

Atahualpa11.- Cuando en 1548, el cronista español Pedro Cieza de León pasa por Yauricocha, escribe: “Hay tanto oro y plata para sacar por siempre jamás, porque en las partes de busquen y caven, hallarán abundante oro y plata”. Además de la prodigalidad metalífera de la tierra, estaba vivamente impresionado por el trabajo de nuestros orfebres: “Son grandes orfebres y lo que más se nota es que tienen pocas herramientas y aparejos para hacer lo que hacen y con mucha facilidad lo dan hecho con gran primor. En tiempo que se ganó este reino por los españoles se vieron piezas hechas de oro y plata, soldado lo uno con lo otro de tal manera que parecía haber nacido así. Viéronse cosas más extrañas de argentería, de figuras y otras cosas mayores que no cuento porque son numerosas; baste que afirmo haber visto con dos pedazos de oro y otras dos o tres piedras hacer vajillas, y tan bien labradas, y llenos de bernegales, fuentes y candelabros de follaje y labores que tuvieron bien que hacer otros oficiales hacerlo tal y tan bueno con todos los aderezos y herramientas que tienen; y cuando labran no hacen más que un hornillo de barro donde ponen el carbón, y con unos cañutos soplan en lugar de fuelles. Sin las cosas de plata, muchos hacen estampas, cordones y otras cosas de oro; y muchachos que quien lo ve juzgarán que aún no saben hablar, entienden en hacer estas cosas. Poco es ahora lo que ahora labran en comparación con las grandes y ricas piezas que hacían en tiempo de los incas; pues la chaquira tan menuda y pareja la hacen, por lo cual digo que hay grandes plateros en este reino, y hay muchos de los que estaban puestos por los reyes incas en las partes más principales de él”.

12.- En 1562, el visitante real que recorría la zona, Íñigo Ortiz de Zúñiga, llega a Yauricocha, de la que hace la siguiente descripción. “Sacan de la dicha laguna de Yauricocha abundante oro y plata que no se sabe cuánto hay; también de Huaraucaca y Vinchos sacan harta plata” (…) “Sacan desde Yauricocha el oro y la plata para tributar al inga sin que les quedase nada de ello. Todo lo que sacan se lo llevan al mismo Cusco, convertidos en notables piezas de ídolos, animales y seres humanos, sin osar quedarse con nada, so grave penas”.  Nuestros orfebres, como antes lo pintaban sus antepasados en las cavernas, hacen hombres y animales, de oro, del tamaño natural. Cuando estas esculturas fueron vistas en Cajamarca, los españoles quedaron deslumbrados.

13.- Miguel de Estete, joven cronista que acompañaba a Hernando Pizarro en su  viaje a Jauja, relata un acontecimiento muy importante que revela la habilidad de los yauricochas con los metales: “Por el largo caminar por estas escabrosidades, en faltándoles herrajes a los caballos de Hernando Pizarro y Hernando de Soto y a los demás que eran treinta y uno de a caballo, los plateros nativos, con tan sólo ver una sola vez los herrajes, utilizando misteriosas aleaciones que sólo ellos conocen, se las hicieron de plata con sus  clavos correspondientes para sus cabalgaduras con los cuales se mantuvieron durante mucho tiempo”. Así de hábiles eran nuestros hombres con los metales.

14.- Con estas y otras noticias se exacerbó la ambición de los españoles. Todos querían ser dueños de la zona maravillosa donde abundaban los metales preciosos. El primero de setiembre de 1548, Pedro de la Gasca extendía la Provisión Real en favor de Joan Tello de Sotomayor, esposo Catalina Riquelme, hija del tesorero Juan Riquelme, cediéndole los repartimientos correspondientes a Tarama y Chinchaycocha. Sabían que allí cerca dormía el fabuloso depósito de tesoros inimaginables.

15.- Juan Tello de Sotomayor envía a sus hombres a tomar posesión de sus tierras. Éstos llegan a Puntac Marca y, por versión del apucuraca conocen Colquijirca que para explotarlo se avecinan en la Villa de Pasco. En 1562 realizan la primera fundación de la Villa de Pasco a donde llegan muchos españoles.

16.- Sorprendidos de la abundancia de plata que existía, los españoles arreciaron la noticia de que “Si no se denunciaban las minas ante las autoridades, éstas pasarían a ser propiedad de los españoles”.  Así las cosas, el 9 de octubre de 1567, se presentan en Lima, dos indios de Yauricocha que llevaban dos bolas de plata pura “del tamaño de bolas de cañón”, extraídas de minas que desde sus abuelos trabajaban.  Los españoles procedieron a redactar los documentos del registro correspondiente pero demorándolos con fines perversos porque Diego Cantos de Andrada –el primer ladrón de nuestra historia- se presenta en Xauxa y hace el mismo denuncio ante el Alcalde de Minas. (No menciona el denuncio de Lima). El correspondiente registro dice: “Yo, don Diego Cantos de Andrada, capitán de S . M . I. Señor don Felipe Segundo, Rey de España, Castilla, Aragón, Cataluña, Navarra y Valencia, el Rosellón, el Franco-Condado, los Países Bajos, Sicilia, Cerdeña, Milán, Nápoles, Orán, Túnez, Portugal, Filipinas y de estos reinos del Perú, en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, y a nombre del muy Augusto Emperador de España y de estos Reinos del Perú, Señor Don Felipe Segundo y, en compañía y presencia de los señores, Don Rodrigo Cantos de Andrada, Corregidor del Tambo de Xauxa, Gómez de Caravantes, Alcalde del Tambo de Xauxa, Bartolomé Díaz (el mozo), Juan Mazuelas, Luis Díaz, Miguel Romero, Bartolomé Díaz (el viejo), Cipio Ferrara Pérez, Juan Vergara, Juan Díaz (Platero), Carlos de Oliva, Juan de Padilla, Juan de Tardajos, Alonso Montalván y, de los caciques indios, don Apo Manco Surichaqui, de Hatun Xauxa; Apo Manco Guacrapaucar, de Lurinhuancas; Apo Macho Alaya, de los Hananhuancas; Alonso Xaxa, de los Yauricochas, y de otros españoles y naturales que aquí en número de sesenta y cinco habemos, tanto señores de vasallos como vasallos de señores, posesiónome y estaco el cerro, nombrado por los naturales, Cerro de Yauricocha, sus lagunas, sus contornos y todas sus riquezas, haciendo la primera mina, por mí nombrada, “Descubridora” y haciendo las primeras casas, para  habitar en servicio de Dios Nuestro Señor, y en provecho de su Augusta Majestad Imperial, señor Don Felipe Segundo, a los nueve días del mes de octubre del año del Señor, de mil quinientos sesenta y siete.-Rodrigo Cantos de Andrada, Gómez de Caravantes, Bartolomé Díaz, Juan Mazuelas, Luis Díaz, Miguel Romero, Bartolomé Díaz, Cipio Ferrara Pérez, Juan Vergara, Juan Díaz, Juan de Padilla, Alonso Montalván. No firman los demás por no saberlo hacer, pero lo registran con el signo de la Cruz.- Juan de García, escribano”.  Los indios, en la muestra de más pura  candidez y buena fe, reclamaron a los tribunales. No es necesario decirlo. El juicio entre naturales y españoles, lo ganaron éstos. La propiedad quedó registrada a nombre del impostor. El infame que practicó este latrocinio, fue Gómez de Caravantes de Mazuela y el documento que sanciona el sumario y perverso litigio, dice: “En la causa que entre partes mantuvieron, de la una, los caciques de indios, Manuel Chumbe y Pedro Chipán; y de la otra Diego Cantos de Andrada, fallamos: Que debemos amparar y amparamos al dicho Diego Cantos y sus consortes en la posesión de la mina que descubriera. Sobre este pleito y después, se den a dichos indios, dos minas, las que ellos escogieran y por esta misma sentencia, así lo pronunciamos y mandamos sin costas”. Esta es la primera lista de ladrones y estafadores que con el andar del tiempo se fue engrosando y no tiene cuándo acabar. Así, con un robo escandaloso comienza la vida de nuestra ciudad.

17.- Nuestra ciudad minera, a través de toda su historia, recibió varios nombres. Antes de la llegada de los españoles se la conocía como: “Cerro mineral de Bombón”. Los incas la conocieron como Yauricocha”. Con los españoles recibió el nombre de “San Esteban de Yauricocha” (1567). Cuando se ahogaron las minas de Potosí y las reemplazamos, se la denominó “Nuevo Potosí”  (1626). Debido a su fabulosa producción de plata que supera todo lo imaginado, el rey de España le da el título de “Ciudad Real de Minas” en 1639. En ese instante había superado con creces a Potosí, Guanajuato, Real del Monte, Querétaro. Era la reina de las ciudades mineras de América. En 1771, el virrey Manuel Amat y Junient la funda oficialmente con el nombre de “Distinguida Villas del Cerro de Pasco” y le otorga un escudo nobiliario.

18.-  En enero de 1571 se implanta el sistema de “amalgamación por circos” para el tratamiento de la plata en el Cerro de Pasco. Este procedimiento inventado en México por los mineros Corso de Leca, Corrosegar y Barba, se instauró en nuestra localidad y permitió el avance prodigioso de la minería.

10.- Ambicioso Pizarro, en la suposición que Jauja era el emporio de las riquezas minerales, envía a su hermano para conocer el lugar. El cronista Miguel de Estete, cuenta: “El domingo 5 de enero de 1533, sale Hernando Pizarro de Cajamarca con catorce jinetes, tres nobles incas y, nueve peones”.  Cuando el 12 de marzo de 1533 –rumbo a Jauja- pasan por Carhuamayo encuentran cargadores que llevaban 150 arrobas de oro y 300 de plata. Afirman que estas riquezas las traían de las “Altas tierras de las nieves”. Los españoles descubren que no era Jauja el manantial de minerales sino la tierra misteriosa ubicada más allá del “Río Dorado”. Cuando llegaron a la región una ventisca los encerró en una caverna por tres días y tres noches. Entre tanto Francisco Pizarro había  fundado Santa de Fe de Xatún Xausa 25 de abril de 1534. Más tarde descube que Jauja no era el emporio de riquezas minerales cuyos productos que había visto en Cajamarca. Todas aquellas esculturas de oro de hombres y animales del tamaño natural eran traídas de una tierra incógnita ubicada en las alturas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s