La Columna Pasco (Séptima parte)

la columna pasco VII
Finalizada la batalla de San Francisco han quedado sesenta sobrevivientes de la Columna Pasco, muchos de ellos heridos de gravedad. El resto, ha quedado en los arenales después de ofrendar su vida a la patria.

Sin haber logrado restablecer sus fuerzas agotadas los soldados se retiraron hacia Tiviliche. Habían estado caminando por aquellos inhóspitos arenales desde el 16; habían combatido completamente extenuados el 19, y, volvían a emprender la marcha, sin mapas de la región, sin brújulas, confiados en guías inexpertos que se perdían en el camino por la densa e impenetrable “camanchaca”, girando hasta seis veces en un mismo círculo. Después de seis horas de caminata hallaron el camino a Tarapacá. En la  oscuridad de la noche se perdieron las cargas del parque y casi todos los elementos que necesitaban. El hecho de que este ejército se mantuviera unido era un verdadero milagro. Sin recursos, sin abrigo con qué  defenderse del agresivo frío nocturno, sin agua frente a los agobiantes calores del día, sin armas, sin zapatos. Si grandes habían sido los sufrimientos de Iquique a San Francisco, peores resultaron éstos. Tenían menos elementos de movilidad y aprovisionamiento.

Jueves 20 de noviembre de 1879, en la tarde.- A las tres llegaron a Tarapacá después de agotadora marcha. Allí comprobaron con indignación que la aldea había sido saqueada por los bolivianos en su cobarde huida.

Realizada una reunión en una vieja casona tarapaqueña, quedaban sólo 56 soldados y cuatro oficiales de la Columna Pasco. El coronel Elías Bedoya, Jefe del Batallón Provisional Lima Nº 3 pidió a la superioridad que los heroicos sobrevivientes formaran en su batallón.

Domingo 23 de noviembre de 1879, en la mañana.- Este día, los chilenos se apoderaron pacíficamente del puerto de Iquique entregado por el cuerpo consular y los bomberos. La guarnición de este puerto, compuesta por una división que la formaba civiles armados, partió a reforzar el ejército de Tarapacá portando municiones que eran lo que más necesitaban. En esta marcha de treinta millas por la pampa, se vieron obligados a abandonar enterrados los cañones que se atascaban en la arena. La aldea de Tarapacá estaba situada al fondo de una quebrada de 400 metros de profundidad. Después de 9 horas y media de combate, el triunfo estuvo de parte de las fuerzas peruanas.

Al contrario a lo que había ocurrido en San Francisco los soldados siguiendo a sus jefes habían conseguido el triunfo. Aquella victoria peruana constituye una de las excepciones de nota en los registros de la guerra de todas las épocas, por lo tanto la escisión surgida con los aliados bolivianos se logró una victoria con un séquito de moribundos, heridos, faltos de agua y alimentación. Eran artilleros sin cañones, húsares sin corceles, marineros sin buques. Descalzos muchos, sólo los uniformaba la pobreza, la bizarría y el denuedo patriótico.

Nuestros muertos aquel día pasaron de 300 entre los que se encontraban 37 de la Columna Pasco. Las bajas registradas señalan al coronel Suárez, jefe del Dos de Mayo, al Comandante Zubiaga, al Mayor Pardo Figueroa y al hermano del general Cáceres: Juan, que murió en los brazos de su hermano Andrés Avelino. El número de heridos fue de 300 entre soldados, jefes y oficiales. Los chilenos perdieron a 800 hombres y se hicieron 61 prisioneros; 8 piezas de artillería, muchas de las cuales se tuvo que enterrar por no poder transportarlas.

Un gran compás de espera.-  Tres meses después de concluida la campaña de Tarapacá, los chilenos, dolidos por la derrota se aprestaron a iniciar nueva campaña para apoderarse de los territorios de Tacna y Arica. El ejército al mando del general Eleodoro Camacho, acampado en Tacna y una pequeña guarnición en el puerto de Arica donde se encontraban los integrantes de la Columna Pasco bajo las órdenes del anciano coronel de nuestro Ejército don Francisco Bolognesi.

La madrugada del 26 de Mayo se produjo la batalla en la que nuestras fuerzas lograron desarticular al ejército enemigo que, gracias a sus poderosos cañones KRUPP, pudieron reorganizarse y contraatacar, y luego de una sangrienta batalla de cuatro horas de duración, los chilenos lograron la victoria.

Al mando del coronel Francisco Bolognesi, había quedado en Arica una pequeña guarnición de dos mil hombres, siendo el punto central de la defensa del famoso Morro de Arica, a orillas del mar, defendido por la séptima y octava divisiones y los fuertes del Este y Norte con un efectivo de 1500 hombres. Esta defensa se pretendió reforzar con un circuito de minas que fatalmente no tuvo éxito. Los chilenos que habían ocupado Tacna, utilizando el ferrocarril de Arica, transportaron sus tropas a ese puerto.

Baquedano, con el fin de intimidar a los  defensores bombardeó Arica para luego enviar como parlamentario al Mayor Juan de la Cruz Salvo a ofrecer a Bolognesi una honrosa capitulación, siendo la respuesta de nuestro anciano pero valeroso coronel “Tengo deberes sagrados que cumplir y los cumpliré quemando el último cartucho”. Bolognesi, los jefes y los oficiales de la guarnición de Arica se negaron a capitular o rendirse. Así llegamos al seis de junio de 1880.

la columna pasco VII parte 2
Histórica fotografía en la que se ve al ínclito coronel Francisco Bolognesi con sus jefes y oficiales que no quisieron rendirse. Habían jurado luchar “Hasta quemar el último cartucho”. Cumplieron su promesa peleando con denodado valor. Al día siguiente, 7 de junio de 1880, rodeando al jefe inmortal, quedaron los cadáveres de Alejandro Monfort, Aníbal Chávez, Fermín Eusebio, Plutarco Maúrtua, Pío Ángel Figueroa, Domingo Martínez, Manuel Mier y Terán, Manuel Aristizábal, Federico Bustamante y Federico Bustamante, integrantes de la inmortal “Columna Pasco”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s