LAS CALLES DEL CERRO DE PASCO (Tercera parte)

La Calle Dos de Mayo

Continuando con el recorrido hacia el norte, nos encontramos con esta calle que abarca seis cuadras, desde la calle del marqués hasta la Plazuela Ijurra.

A mediados del siglo XIX, la Cámara de Comercio registra los siguientes negocios: En el número, 170, Zapatería de Antonio Russo; 181, Comercio de Marco Kunicich; 185, Hotel de Francisco Pisculich; 199, Hotel de José Martinench; 211, Bodega de Nicolás Vlásica; 212, Bodega de Pablo Ivancovich; Bodega de Mariano Lucich; 190, Café confitería de Antonio Russo.

Corte Superior Antiguo
Supérstite local que fuera ocupado por la Corte Superior de Justicia de Junín y, en los tramos finales, por el club Alejandro Villanueva, de gran nombradía en tiempos pasados. En estos momentos está a la espera de su demolición. Cuántos recuerdos y anécdotas tuvieron origen en sus instalaciones. (Foto, cortesía de don Julio Baldeón)

En esta arteria, residían notables familias de la ciudad: Arias Franco, Sal y Rosas, Jaime Vila, Apolinario Franco, Juan Antonio Gordillo, Ildauro Díaz, Pancho Merubia, Emilio Antognazza, Bárbara Uribe, Máximo Benavides, Juan N. Durand, Julia de Koyacovich, Flaviano Loayza, Pedro Arias, Corina Morales, Juan Ponce, Aurelio Girbao, Casimira Vda. De Valdivieso, Pedro Caballero y Lira, Quirico Jurado, Manuel Demosti, Viviana Rubio, Pedro Beraún, Miguel Lovatón, Manuel Tarazona Morales. Los comercios más importantes –afirma don Gerardo- era los de Nicolás Lale, Pascual Lucich, Pablo Lesevic, Blas Guerovich, Marcos Cunicich, Gallo hermanos, y otros.

Otros edificios importantes fueron los de La Casa de Fierro; la Beneficencia Pública, donado por el Banco del Perú y Londres. La Corte Superior de Justicia, local que finalmente lo ocupó el Club Alejandro Villanueva.  En esta arteria también residían Antonio Barreda y Tomás Güemes así como don Leopoldo Martin, ciudadano francés de notable actividad en nuestro pueblo. El Hotel Universo, uno de los más lujosos y confortables, punto de reunión de notables ciudadanos. Sus propietarios fueron, en sucesión: Davidín Rosazza, Juan Masferrer, Eulalio Urderos, los hermanos Campillo, Marcelino Llanos, Daniel Sascó y Joaquín Bonany. En sus instalaciones se alojaron, Augusto Durand, notable revolucionario de aquellos años, Luis Pardo Novoa, el célebre bandolero; Juan Bielovucic, notable piloto y, muchos más. Al final de la cuadra estaba el Edificio Proaño del doctor Fabio Mier y Proaño, donde residían distinguidas familias. A lado, el local de EL ECO DE JUNÍN, que después fue de LOS ANDES de don Silverio Urbina. Al finalizar el jirón, la Sociedad Alfonso Ugarte de Auxilios Mutuos, la notaría de don Ricardo Villar, y, finaliza en la Plazuela Ijurra.

Banco Popular
Vista del Banco Popular del Perú, fundado en 1940. Al costado izquierdo, el Restaurante LAS CAMELIAS de “Chale” Espinoza; un establecimiento muy especial. Al costado derecho el comercio de don Pablo Albatrino que antes había sido de Nicolás Klococh.

Dos de MayoEn la foto, el Café Recreo, Dos de Mayo de Mario Robles. Allí recalaban los camioneros que transitaban entre la Costa y la selva. En su abrigado ambiente también se reunía una juventud entusiasta; allí se instaló la primera Rock Cola de Wurilitzer. (Foto 1940) Forman una esquina con la desaparecida Calle Parra, en cuyo extremo se hallaba el edificio del Banco del Perú y Londres. Está también el edificio del que fue el diario EL MINERO, más allá la Supertienda de Marcelo Gamarra y finalmente el Banco de Crédito donde fuera el Gran Hotel Universo

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s