LAS CALLES DEL CERRO DE PASCO. (Quinta parte)

La Plaza Aragón

plaza AragonAl finalizar el siglo pasado, (1885) para desempeñar el cargo de Subprefecto de la Provincia llega don Benjamín Aragón. En ese momento, la plaza que hoy ostenta el nombre de nuestro mártir y en el que está ubicado su monumento, no era sino una sucia y maloliente  planicie cenagosa donde se arremolinaban las acémilas de los viajeros que llegaban a mercar al Cerro de Pasco. Con una visión y un empeño encomiables, el señor Aragón, valiéndose de medidas legales y de las otras, terminó por asear la plaza dándole cuadratura y personalidad. El pueblo en agradecimiento por esa labor, como era lógico, la denominó LA PLAZA DE ARAGON. Lista ya el zoco, pasó a ser escenario de las corridas de toros por lo que se le denominó también Plaza de Acho, hasta que en 1903 la colonia española con don Nicasio Gallo a la cabeza, construyeron el local de la Beneficencia Española. Un local sólido y hermoso ocupando una gran extensión de terreno. A la derecha de la entrada del lugar se encontraba el oratorio de la andaluza Virgen del Carmen y, a la izquierda, las oficinas administrativas del Consulado de España. En el segundo piso- amplio y señorial- la sala de sesiones en cuya magnífico recinto se realizaban recitales, conferencias, conciertos, representacio­nes teatrales y suntuosos bailes de fantasía. En la parte interior, en un enorme patio, construyeron la plaza de toros cumpliendo con todas los cánones existentes para el caso.

LA VELERIA, era en realidad una explanada alta que  a manera de un mirador permitía contemplar todo el panorama de nuestra añosa ciudad. Aquí estaban ubicadas las numerosas fábricas de velas de sebo que, el siglo pasado, utilizaban los japiris para alumbrase en la mina atadas a sus cabezas dejando las manos libres para el manipuleo de los minerales.

LA CALLE DEL RESBALON, era un pasaje desigual que comunicaba la calle Parra con la Velería, por una pronunciada pendiente. Por ser único nexo entre ambas partes de la ciudad era muy transitado, pero llegado el invierno, revestido de copiosa nieve lo dejaba prácticamente convertido  en tobogán, en un resbaladero donde más de un desaprensivo caminante rodaba irremisiblemente.

calle del resbalon

calle del curaLA CALLE DEL CURA, más tarde Amazonas, se llamaba así porque en ella residió por muchos años un cura de muy pocas pulgas, borrachín, enamorado y pendenciero que nunca pudo ser puesto en vereda por las autoridades eclesiásticas. Al finalizar el siglo pasado, en el colmo de la osadía, insultó a voz en cuello a la feligresía asistente a la solemne misa en honor de  San Miguel Arcángel, Patrono del Cerro de Pasco. De nada valieron las protestas de los fieles: nunca fue removido de su cargo. Sólo Dios con su infinita misericordia y  sabiduría, llamó a su lado a tremendo buscapleitos después de una noche de juerga en la que hubo pródiga bebida y abundante comida que determinaron su deceso. Después de un doloroso cólico miserere cogió una gravísima pulmonía doble y galopante.

En la CALLE DEL FIERRO, el gremio de herreros, caldereros y hojalateros, en forma disciplinada y equitativa, se habían dispuesto para atender a una clientela siempre numerosa y pugnaz.

LA CALLE DE LA FONDA, era aquella en la que se habían establecido las fondas de los chinos y las picanterías nativas con toda su apetitosa gama de la condimentada potajería cerreña. Era el lugar obligado de visitantes y comerciantes a la hora de diario yantar. Al comenzar el presente siglo le pusieron el nombre de Arequipa.

LA CALLE DEL CORONGUINO, actualmente Apurímac, estaba compuesto por un gigantesco tambo donde iban a recalar a toda hora los cansados negociantes que venían del norte a mercar a nuestra ciudad. En el amplio espacio de la estancia y por el pago de  diez centavos, el viajero podía tender sus monturas y mantas para dormir, respetando claro está, el sueño y propiedades del vecino, ya que no existía tabique de por medio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s