El proyecto para un Colegio de Media para nuestra ciudad

 

jóvenes mineros

Lo que van a leer es indignante pero es la verdad.

Los últimos meses del año de 1920, el Diputado Nacional por Tayacaja (Huancavelica), Señor Celestino Manchego Muñoz, presentó ante su Cámara un Proyecto de Ley para la creación de un colegio de educación secundaria para el Cerro de Pasco. Consideraba el distinguido ponente que una importante región del país con la categoría de nuestro pueblo, debía contar con un centro de esa envergadura. Esperaba, como es lógico, la positiva respuesta del pueblo todo  comenzando de sus autoridades; pero, aunque parezca mentira, nuestro pueblo permaneció indiferente y mudo ante tamaño proyecto. Es increíble, pero es absolutamente cierto. El oscurantismo propiciado por los poderosos dueños de mina hizo lo que éstos esperaban que hicieran. No apoyaron en lo mínimo la idea guardando un culpable silencio.

Cuando la Directiva del  Congreso denegó el proyecto –ya se sabe respaldado por qué intereses- el Cerro de Pasco siguió en silencio, como si nada hubiera pasado. Esto demuestra hasta qué extremo nuestra juventud estaba  adormilada, amaestrada, indolente y, nuestras autoridades, coludidas con la estupidez y la ignorancia.

Es imperativo informar aquí que su juventud, la que más debía luchar porque el colegio se hiciera realidad, permaneció en silencio porque aquellos tiempos, la mayoría estaba conformada por “los hijitos de papá”, aquellos ignorantes y malintencionados que vivía a cuerpo de rey con las gollerías que sus progenitores les proporcionaban. ¿Para qué estudiar? Si todo lo tenían a mano. Fue criminal aquella postura. La minoría de jóvenes, generalmente de extracción popular, autodidactas y voluntariosos, nada pudieron hacer en contra de los “Niños bien” que tenían copados los cargos más importantes de la ciudad. (Hoy todavía, transcurridos los años, quedan algunos especímenes de estas bestias rampantes que siguen creyéndose herederos de una “grandeza” supina). Hay un tema a parte en el que analizamos debidamente esta criminal traición de tantos irresponsables.

Como si semejante dejadez fuera poca, por aquellos días, el visitador llegado del Ministerio correspondiente, deprimido por lo que estaba viendo, informaba que en la Escuela de Niñas sólo habían asistido 19 alumnas a lo largo de 1920. Pedía enfáticamente que se cerrara dicha escuela por el gasto que irrogaba al estado. Asimismo, la Dirección del “Colegio de la Purísima Madre de Dios”, en donde se educaban las niñas más distinguidas de la clase acomodada, amenazaba con cerrar sus puertas. Muchas gestiones tuvieron que efectuar los interesados ante la Reverenda Madre Superiora de la Tercera Orden Franciscana, para que la mencionada entidad permaneciera por un tiempo, pero no lo consiguió.

Ardua fue la lucha que tuvo que realizar nuestra Municipalidad para que este atropello no se cumpliera en el primer caso. Esto nos da a entender dos, cosas. La mala voluntad de las autoridades para la cultura de nuestro pueblo y, lo que es más censurable: la estúpida complicidad y dejadez del pueblo “opulento”.

Sin embargo -justo es decirlo- debido a las serias críticas que los periódicos de Lima habían hecho a la sociedad cerreña, el ingeniero Nicolás Arauco conjuntamente con el doctor Gerardo J. Lugo y el doctor Oscar Víctor Malpartida -tres cerreños notables- decidieron salir adelante organizando el funcionamiento de un colegio secundario en nuestra ciudad.

Después de numerosas gestiones, la acumulación de algunos fondos pecuniarios, regalo de personas visibles del mobiliario de la Sociedad de Obreros Billinghurst y del Colegio Franciscano que finalmente dejó de funcionar en nuestra ciudad, se trabajó para el fin propuesto. Se acordó  iniciar las clases el 1º de junio de 1921. Distribuyeron las asignaturas  que serían dictadas por personas altruistas que no cobrarían por su labor. El cuerpo docente quedó integrado así: Castellano, Sr. Pedro A. Carrión; Lenguas Vivas, Dr. Óscar Víctor Malpartida; Historia General, Dr. Andrés Quintana Gurt; Historia del Perú, Luis T. Ibarra; Geografía General, Óscar Víctor Malpartida; Matemáticas, Ingeniero, Nicolás Arauco; Historia Natural, Alfredo Pardo Villate; Religión, Modesto Tello Véliz; Dibujo y Caligrafía, Luis Emilio Malpartida; Ejercicios Físicos, Julio A. Cárdenas,

Finalmente, debido a la falta de cooperación de los organismos rectores de nuestra ciudad, el colegio dejó de funcionar. Muchas dificultades se sumaron a las mencionadas: el pago de las pensiones que debían efectuar los alumnos, la poca cantidad de mobiliario, un local inapropiado y otros elementos que determinaron, primero la deserción masiva de los pocos alumnos y luego el cierre definitivo del colegio. Un nuevo sueño truncado. Nuestro pueblo seguía en la oscuridad. (Recomendamos leer el tema de la educación en nuestro pueblo, contenido en el capítulo correspondiente del libro PUEBLO MÁRTIR. No lo van a creer, pero todo lo que allí menciono, es dolorosamente cierto)

 

Anuncios

One thought on “El proyecto para un Colegio de Media para nuestra ciudad

  1. La verdad para NO CREER……..pero es cierto y tan claro como el agua que aquellos años (y aun hoy) los grupos de poder debieran mantener a su gente “adormilada” para asegurar la mano de obra que tanta falta les hace, asi entonces los hijos de los hijos de sus trabajadores estarian asegurando la “vida” de sus minas, asegurando el bienestar de sus autoridades. Y aun habría que detallar muchas cosas mas que el pueblo de la OPULENTA CIUDAD se dejó vilmente avasallar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s