El asesinato del coronel Joaquín Durand (24 de marzo de 1905)

El asesinato del Coronel Joaquin DurandUna noticia que conmocionó a una ciudad tan tranquila como  el Cerro de Pasco fue la que informaba del asesinato del coronel Joaquín Durand, pundonoroso militar que fue eficiente ayudante del mariscal Andrés Avelino Cáceres en toda la Campaña de la Breña. Retirado del ejército fue destacado minero que tuvo varios yacimientos en su ciudad natal. Antes de hacer conocer los pormenores de su vil asesinato, conozcamos primero una reseña de su personalidad.

Este admirable patriota, héroe de la resistencia de la Breña, había nacido en el Cerro de Pasco, el 22 de agosto de 1864. Fueron sus padres, don José Durán y doña Dolores Moreno. Siendo casi un niño ingresó en la carretera militar llegando a  prestar importantes servicios durante la Guerra del Pacífico en la gloriosa Campaña de la Breña, al lado del benemérito general Andrés Avelino Cáceres, de quien fue uno de sus primeros y más distinguidos  ayudantes. En esta misma época fue jefe del Escuadrón Tarma compuesto de jóvenes denodados que en todas las acciones de armas disputaron palmo a palmo con el ejército chileno que invadía nuestra patria. Acompañó a De la Riva Agüero en su arriesgada comisión para sacar de Lima un contingente de armas y dos cañones que sirvieron oportunamente a nuestras débiles tropas. Durante la campaña, peleó en los combates de Pucará, Marcavalle y Huamachuco, salvándole la vida al general Cáceres en la primera de estas acciones al cederle su caballo protegiendo su retirada a riesgo de caer en manos enemigas.

Retirado a la vida privada volvió a tomar parte en la política con motivo a la revolución de 1894, alistándose como segundo jefe del batallón Junín, el mismo que estaba al mando del coronel Rosas Gil. Restablecido el orden constitucional, marchó con su batallón al departamento de Puno, sirviendo eficazmente en la pacificación de aquellos pueblos.

En la expedición a Iquitos, salvó a su batallón de un segundo desastre, merced a sus atinadas disposiciones.

En la administración del gobierno Romaña, desempeñó el cargo de Juez Militar de los departamentos de Lima, Cajamarca y La Libertad.

Retirado a la pasividad de la vida civil en la ciudad de Lima, murió asesinado misteriosamente de la siguiente manera.

La madrugada del viernes 24 de marzo de 1905, que se dirigía al cuarto de baño de su casa, advirtió que un desconocido había entrado en su casa aprovechando que un vecino dejara abierta la puerta de entrada de la quinta. Cuando le llamó la atención al intruso, éste la emprendió contra él armado de un tremendo puñal con el que le asestó dos puñaladas de necesidad mortal. 

Mortalmente  herido, el coronel llamó a gritos a su mujer, la señora Serafina Coz -cerreña como él- que había estado durmiendo. Al oír los gritos, los vecinos que acudieron, vieron que el coronel tenía las manos en el pecho de donde manaba abundante sangre que se hacía incontenible y presa de dolor gemía:

         –  !Me han herido…me han herido!…

         –  ¡¿Quién ha sido…..?!!!- preguntó su esposa

         – !Ha sido un chino..un chino!- diciendo esto cayó desangrándose profusamente.        

Cuando inquirieron por mayores detalles, alcanzó a decir que no había sido ninguno de la casa, sino un chino extraño, poniendo especial énfasis en esto.  Llegado el médico, luego de la auscultación del caso, dijo que ya no había nada que hacer por la abundante sangre perdida y la herida de necesidad mortal que comprometía el corazón. Ante esta angustiosa situación, solo atinaron  a llamar a un cura que le escuchó en confesión y le untó con óleo y crisma de los últimos auxilios de la extrema unción.  A las siete de la mañana murió en medio de la desesperación de su esposa.

Este crimen tuvo cola, porque se comenzaron a hacer muchas conjeturas y  personas notables se vieron seriamente comprometidas,  por lo que tuvieron que declarar ante el Poder Judicial. Al final, todo quedó en nada. (EL COMERCIO, del viernes 24 de marzo de 1905:1).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s