COBRE DEL ANTIGUO PERÚ (Primera parte)

En nuestra tarea de difusión de temas que tienen que ver con nuestra realidad, hemos seleccionado uno muy interesante salido de la pluma del conocido ingeniero y escritor, don Felipe de Lucio Pezet, “COBRE DEL ANTIGUO PERÚ”, editado por Southern Peru y la AFP Integra, en 1998.

cobre del antiguo Perú
“Porque el señor los llevará a una buena tierra, con arroyos y manantiales; con trigo, viñedos, olivos y miel; en ese país no tendrán que preocuparse por alimentos ni por otras cosas, en sus piedras hallarán hierro y de sus montañas sacarán el cobre”. Es Moisés a los israelitas conduciéndolos a la tierra prometida. (Deuteronomio 8:8,9)

por Felipe de Lucio Pezet

Se refería a las minas del Timna ubicadas entre el Mar Muerto y el golfo de Aqabah en un desierto abrasador. El arqueólogo Beno Rothenberg ha encontrado ahí vestigios de explotación de cobre desde el cuarto milenio antes de Cristo y parece ser el registro más antiguo de su uso por el hombre. En esas minas hay el sulfuro chalcocita, el óxido cuprita, los bellos carbonatos malaquita y azurita y también cobre metálico. Algunos historiadores dicen que esas son las minas del rey Salomón de las que hablan las Escrituras. Se ha verificado que han sido explotadas continuamente hasta hoy en que lixivian los óxidos con ácido y extraen unas doce mil toneladas del llamado cemento de cobre.

En algún momento de su desarrollo, que puede ser hace ocho mil años, el hombre empieza a golpear los trozos de cobre nativo que halla y viendo que se deforman y moldean con facilidad, los va convirtiendo en pocillos, puntas de lanza, ornamentos. Es la transición de la Edad de Piedra a la Edad del Metal, en particular del Neolítico al Chalcocítico, del griego litos que es piedra y chalcos, cobre. Es uno de los grandes hitos en el avance de la civilización.

El siguiente paso es calentar los trozos de cobre para fundirlo y vaciarlo en moldes, logrando objetos más elaborados. Al hacer esta fundición rudimentaria, descubre que otras piedras distintas también producen cobre al fundirlas, y es cuando empieza a beneficiar minerales compuestos como son los óxidos y los carbonatos. En ciertos lugares, como el sudoeste de Inglaterra, se encuentran minerales de estaño junto a los de cobre y, primero por azar y luego deliberadamente, hallan que la mezcla de esos dos metales produce una aleación más tenaz y resistente que el cobre puro y es cuando comienza la Edad de Bronce.

No es casualidad que las culturas que primero avanzan son las que tienen acceso al cobre, ya sea por hallarlo en su tierra o por conquistar las que lo tienen. Los egipcios lo extraían de Timna y nos han dejado manijas de puertas de templos; otras culturas nos legan clavos como en Troya; cencerros en China; la cabeza de un toro en Ur, Mesopotamia; estatuas en Creta y Grecia.

Al terminar el segundo milenio a.c. se descubre la metalurgia del hierro y para los historiadores es cuando termina la Edad de Bronce y empieza la Edad de Hierro. Si bien el hierro desplaza al cobre y al bronce de muchas aplicaciones, estos, debido a sus peculiares propiedades de maleabilidad, ductilidad, resistencia a la corrosión y belleza natural, mantienen muchos de sus usos, encuentran nuevos y crece la demanda por cobre.

Con los romanos viene una era de intenso uso del cobre que lo extraían mayoritariamente de la isla de Chipre, conocida por ellos como Cyprium y es de donde viene el nombre cuprum, el símbolo químico Cu y el castellano cobre. Fabrican tuberías de cobre, petos, cascos y mangos de cuchillo de bronce, puertas y techos, muebles e infinidad de adornos, estatuas y monumentos. Expertos metalurgistas del Adriático descubren que mezclando el cobre con el zinc que había en la Dalmacia, tienen una nueva aleación con propiedades distintas y es lo que hoy llamamos latón en español y en inglés y otros idiomas, brass. El cobre va así encontrando nuevos usos por todo el imperio romano.

Durante la temprana Edad Media se incrementa el empleo de cobre pero esencialmente para más de lo mismo. Los árabes lo usan en la alquimia para producir sales y tintes, en la China lo disuelven para usarlo como plagicida en los jardines imperiales. Es con la llegada de la pólvora a Europa, empero, y el consiguiente invento del cañón, que la industria da un nuevo brinco. Los cañones y sus balas las hacen de latón y también los blindajes de portones y barcos para protegerlos de esas mismas balas. A fines del siglo XV, Georgius Agrícola se entrega a estudiar la minería y metalurgia por toda Europa y publica su monumental De Re Metálica, verdadero tratado sobre la ciencia y el arte mineros de su tiempo.

Los primeros vestigios humanos en América parecen ser los silex tallados por percusión hallados por McNeish en Ayacucho que tienen 22 mil años de antigüedad. El verdadero paleolítico, empero, se remonta a los 10 mil años aC a decir de lo hallado por Lanning en el valle del Chillón cerca a Lima y que el historiador José A del Busto califica como el taller paleolítico más rico del Perú. Son notables las pinturas rupestres en las cavernas de Toquepala a las que Muelle las ubica en el 7,600 a C. También el hombre de Lauricocha descubierto por Cardich y que es del 6,000aC.

La edad de los metales empieza en Sudamérica con la cultura Chavín por el año 1,000 a C. Es el martillado de piezas de oro nativo y de su aleación natural con plata conocida como electrum. Después viene la fundición de minerales oxidados con contenidos menores de cobre como lo atestiguan los análisis hechos por Lothrop que halla hasta 7% de cobre en narigueras de oro. Según Paul Rivet los primeros objetos de cobre como tal aparecen en la cultura Tiahuanaco en el siglo IV dC, posiblemente provenientes de la mina Corocoro, hoy Bolivia, que contiene cobre nativo. Petersen describe en Atacama hornos para fundir cobre oxidado con carbón vegetal. También lo trabajan los chimúes en la costa norte peruana pero mucho más tarde. Lechtman ha encontrado que este cobre con frecuencia estuvo aliado con arsénico, y si bien pudo deberse a los minerales de cobre arsenical del norte peruano, como la enargita, sugiere que después se lo añadían adrede para obtener una aleación más manejable.

Rivet y Latchman sugieren que en el siglo IX dC ya había objetos de bronce entre los tiahuanacos, tesis apoyada en las vecinas minas de estaño de la actual Bolivia, puesto que el bronce es la aleación del cobre con estaño. Es el inicio de la Edad de Bronce en América. En la costa, en donde no hay estaño, el bronce aparece recién en el siglo XIII preparado con estaño necesariamente importado, posiblemente de los aluviales de Poto en el altiplano.

Fue en la cultura Chimú, sin embargo, la de breve duración entre el 1200 y su conquista por Pachacútec en el 1460, en que la metalurgia preinca alcanzó su esplendor. Practicaron la fundición en crisoles, el método de la cera perdida, laminación, repujado, remaches, soldadura y dorados y plateados. Muchas de las piezas son de cobre enchapadas con oro o plata. Desarrollan el dorado haciendo una aleación con cobre al que oxidan y eliminan con ácidos vegetales dejando una película de oro. El cobre y el bronce adquieren aquí una amplia difusión para hacer hachas, martillos, petos.

Como era su costumbre, los quechuas van dejando su civilización por los pueblos que conquistan pero también recogen la que encuentran. Kauffmann dice que llevaron expertos metalurgistas chimúes al Cusco y que el hallazgo de tumis allá lo atestigua. Lo cierto es que los incas son los verdaderos difusores del bronce por todo su imperio, y practican la minería del cobre y del estaño para la metalurgia del bronce, técnica que llegan a dominar con pericia. Toynbee dice que la Cultura Andina, a la llegada de los europeos, terminaba su ordenamiento para constituirse en un estado hegemónico desde Tucumán hasta Quito, proceso que venía construyendo de tres siglos atrás.

Continúa…..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s