Cómo el doctor Pinto defendió la creación del Departamento de Pasco (Segunda parte)

(EL MINERO, 28 de noviembre de 1944)

El Doctor PintoComo se ve, toda la relación que acabo de leer demuestra plenamente que la provincia de Pasco está ampliamente capacitada para asumir el rango de departamento y, además Sr. Presidente, yo debo manifestar a la Cámara que no es la primera vez que una de las provincias del Departamento de Junín trata de constituirse en departamento independiente. Ya en el año 1927 el propio pueblo de Huancayo, dándose cuenta de su pujanza y de su progreso proyectó la creación  del departamento del Mantaro; pero las circunstancias por las que atravesaba en esa época el país y el cambio de Gobierno y de régimen, fueron la causa de que este proyecto no prosperase. De lo contrario no estaríamos discutiendo ese punto porque ya Huancayo se habría anticipado a constituir el Departamento del Mantaro, con Huancayo como capital; cosa que seguramente no habría producido ninguna inquietud en el Cerro, que había permanecido tranquilo en el rango que entonces tenía de capital de Junín y que probablemente no lo habría perdido después.

Algo más. Cuando se gestaba la creación del departamento del Mantaro, los hijos de Cerro de Pasco, lejos de oponerse, ayudaron a Huancayo en sus deseos de adquirir jerarquía política, constituyéndose en una nueva y grande entidad geográfica, tal como lo desea hoy el Cerro para sí. En ningún momento se desconocieron los títulos de Huancayo para tener esa pretensión. Ambas provincias, el Cerro y Huancayo, se encuentran en los extremos del departamento de Junín; no existían entonces las facilidades de comunicación que hay ahora, con las carreteras que vinculan a esta provincia y a todas las del departamento; las comunicaciones eran tardías; mucho había que demorarse para ir del Cerro a Huancayo; y ésta era una de las razones que servían de fundamento al proyecto de creación del departamento del Mantaro.

Hoy no podía invocarse esa razón a favor de Cerro, pero existen todas las que constan en la relación que he leído y existiendo estas razones, ninguna provincia de Junín puede dejar de mirar con simpatía las aspiraciones del Cerro de Pasco. Hago hincapié en este punto, porque mi compañero el Sr. Aguirre Morales, en su disertación de ayer, decía que era conveniente despejar todo ambiente de antagonismo que podía crearse con la independencia de esta provincia de Junín, por quedar, así agregada de las demás que integran ese departamento. No señor Presidente. Ninguno de los pueblos del departamento de Junín, puede abrigar ese sentimiento; antes bien, colaboran a la formación del nuevo departamento del Cerro de Pasco; y no solamente colaboran los pueblos sino que aún sus representantes, en particular el de la provincia de Huancayo, señor Peñaloza, con la generosidad que le reconozco, en uno de los párrafos de su intervención. Al discutirse este asunto en la Cámara de Diputados decía lo siguiente: (Leyó)…

Todo esto, señor lo decía sin amargura, comprendiendo que se trataba de realizar un acto de justicia reparadora para ese noble pueblo del Cerro de Pasco. Y el otro Diputado, que representa también a Huancayo, se expresaba de esta manera: [Leyó]…

Como se ve Sr. Presidente, no hay resquemor, no hay nada que hiera los sentimientos patrióticos ni los intereses materiales del departamento de Junín. Eso lo desvirtúan, también, los cerreños que no pretenden que se les devuelva su capital, como lo hubieran podido demandar en otras oportunidades. Si hubiera resquemor dentro del Departamento de Junín, correspondiendo la misma generosidad a los representantes de Huancayo, trataría el Cerro de constituirse en departamento con sus propias fuerzas, con su propia sangre, con su propia vida, porque sus hijos son descendientes de los héroes que nos dieron la libertad, porque llevan la sangre viril y fuerte. Por eso reclamamos en estos momentos la constitución de un departamento nuevo, que va a ser un baluarte de bienestar y grandeza dentro del territorio nacional y dentro de los pueblos del centro de la República. Por eso, señor apoyo decididamente la constitución de este departamento; y me parece que es como si se tratara del hogar familiar en donde los hijos crecen, en donde los hijos adquieren la mayoría de edad, en donde, a pesar del dolor que se siente porque se van de ese hogar, se superan para sembrar nuevos cimientos, para florecer libremente; y este es el caso.

Benditos sean los pueblos que quieran ser independientes para constituirse fuertes y vigorosos como lo desea el pueblo de Cerro de Pasco; por eso felicito a los cerreños; felicito a todos los hijos del departamento de Junín que en estos momentos nada han hecho para que quiebren los vínculos espirituales de ese gran departamento; y espero, señor Presidente, que la Cámara sabrá interpretar el anhelo del Cerro de Pasco apoyando con su voto la creación de este nuevo departamento. (Aplausos en la barra).

EL SEÑOR PRESIDENTE.- Se hace presente que no están permitidas manifestaciones de ninguna clase. [Agita la campana].

EL SEÑOR PRESIDENTE.- Efectuada  la correspondiente votación, el proyecto ha sido aprobado por 26 votos a favor y 2 en contra.

FIN……

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s