Nuestro colegio Nacional Daniel Alcides Carrión

Con mi más grande afecto y gratitud a mi Alma Mater que cobijó mis sueños juveniles y me dio oportunidad de servir a mi pueblo tan querido. Mi homenaje de agradecimiento a los maestros y compañeros de estudios que compartieron conmigo inolvidables pasajes de mi vida estudiantil.

Alumnos del colegio Daniel Carrión
Maestros y alumnos del Colegio en el primer desfile por Fiestas Patrias, 28 de julio de 1943. Lucían chompas azules con la blanca insignia CNC en el pecho. Desde entonces han transcurrido 73 años cargados de glorias y grandeza.

Era muy claro el consenso del pueblo cerreño al inicio de la década del cuarenta. Demandaba la creación de un Colegio de Media para la formación humanística de su juventud. Nadie como él para exigirlo; máxime si era activo aportante de la economía nacional. Desde el siglo anterior, todos los pueblos importantes del Perú tenían funcionando sus correspondientes Colegios de Media: el Leoncio Prado en Huánuco (1828), La Victoria de Ayacucho en Huancavelica (1831), Mariscal Cáceres de Ayacucho (1948), Santa Isabel de Huancayo (1851), San Ramón de Tarma (1858), San José de Jauja (1861), Salesianos de Huancayo (1923)…Sólo una orquestada marginación mantenía fuera de ejercicio de sus correspondientes derechos al pueblo minero.

Así las cosas, una pléyade de hombres e instituciones que, desde la década anterior venía trabajando para la consecución de este justo anhelo, arreció  su accionar con don Gerardo Patiño López a la cabeza. Su batallador periódico EL MINERO sembró inquietudes y aunó voluntades. El subprefecto Alba Bardales; el alcalde, Leoncio Sánchez Palacios; el Inspector de Enseñanza, Carlos Mesías; el Diputado, Manuel B. Llosa y las organizaciones culturales juveniles, hicieron conocer sus inquietudes al Senador por Junín, Ing. Ernesto Diez Canseco Masías quien, haciéndose eco de esta justa aspiración, en el histórico debate de 20 de junio de 1943, luego de sustentar valederos argumentos técnicos y poderosas razones históricas, concluyó su intervención en su cámara diciendo: “Cuanto Carrión ignorado habrá perdido el país y cuanto seguirá perdiendo si no se remedia esta desgraciada situación”.

Fue suficiente.

En consideración a la Ley del Presupuesto nacional de 1943, se crea el Colegio Nacional Daniel Alcides Carrión, en homenaje a nuestro mártir epónimo y, en su sesión de 11 de mayo de 1943, el Concejo Nacional de Educación autoriza su funcionamiento y nombra a su primer Director, el pedagogo Eliseo Sanabria Santiváñez.

El 31 de mayo de 1943, en el Teatro Principal del Cerro de Pasco, ante una expectativa verdaderamente conmovedora, se inaugura el Colegio. El acta de aquel histórico acontecimiento, dice: “En la ciudad del Cerro de Pasco, a 31 de mayo de 1943, en el Cinema Teatro, presentes el Director del Colegio Nacional Daniel Alcides Carrión, el doctor Eliseo Sanabria Santiváñez; el Cuerpo Docente, integrado por los profesores: Augusto Mateu Cueva, Mario Revoredo Reyna Farje y Hernando Sánchez Aranda; el Cuerpo Administrativo, integrado por el señor Ginés Pomalaza Cosme y la señorita Florisa Altamirano Cárdenas; el Subprefecto de la Provincia, señor Antonio Alba Bardales; el Juez de Primera Instancia, doctor Francisco Carranza; las autoridades locales, vecinos notables, padres de familia y alumnos fundadores; se abrió la sesión.

El Director del flamante Colegio hizo uso de la palabra y en memorable discurso  relievó la transcendencia y las finalidades de la Educación Secundaria; exaltó la política educacional del gobierno e hizo un llamado a los padres de la familia para que colaboren con el plantel.

También hicieron uso de la palabra, el señor Martín D. Mendoza Tarazona a nombre de la Asociación de Maestros Primarios, Armando Casquero a nombre de los padres de familia y, la señorita Hilda Rojas Lucich, a nombre de los alumnos fundadores. Finalmente, el Subprefecto de la Provincia, señor Antonio Alba Bardales, en elocuente y patriótica oración, a nombre suyo y del Presidente Manuel Prado, declaró inaugurado el Colegio Nacional Daniel Alcides Carrión. Después de acordarse la inscripción de los alumnos fundadores en el Libro de Actas, se levantó la sesión.

Los profesores fundadores del Colegio fueron, además del Director don Eliseo Sanabria Santiváñez, los señores, Mario Revoredo Reyna farje, en Ciencias; Augusto Mateu Cueva, en Letras; Hernando Sánchez Aranda, en el Área Técnica. Más tarde se sumaron, Florentino Solís Isidro, para Educación Física que fue sucedido por el destacado basketbolista cerreño, Félix Baldoceda Yanútulo; Julio Mendoza Bravo, para Castellano y Literatura. En reemplazo de Hernando Sánchez Aranda que por motivos de salud tuvo que alejarse, ingresó Pascual Sanabria Verástegui que fundó la Orquesta del Colegio, cumpliendo excelente actuación; Augusto Lizárraga, en Ingles que por Resolución Suprema había sido declarado “Curso Mayor Básico”; Ginés Pomalaza Cosme pasó a dictar Matemáticas dejando el cargo de Secretario-Tesorero-Bibliotecario a doña Priscila Z. de Gonzáles, primero y a Abraham Túpac Yupanqui Turín después, siendo todos ellos auxiliados por doña Florisa Altamirano Cárdenas. El curso de I.P.M. estuvo a cargo del suboficial Avelino Choque Palomino.

Esta lista fue acrecentándose con el paso de los años y, transcurrido medio siglo, podemos recordar a inolvidables maestros que han dejado profundas huellas de su inolvidable magisterio: Rolando Camarena, Moisés Rosas Benavides, Teodorico Ampudia Zarzoza, César García Cabrera, Teodoro Mellado Salazar, Antonio Soto González, Daniel Florencio Casquero, Andrés Fuentes Dávila, Jesús Santiváñez Santiváñez, César Pineda del Castillo, Eugenio Pastrana Chamorro, Fortunato Arzapalo Callupe, Toribio Quijano Tamayo, Jorge Vásquez Huerta, David Torres Rocha, Pablo Montalvo Lavado, Mario Galarza Mayor, Francisca Montero de Parra, Luis Alberto González y González, Eliseo Acosta Ricse, Severiano Rojas Lazo, Ascanio Santiváñez, Gamaniel Giraldo Castillo, Abad Ricardi Huacachín, Víctor Campos Martínez, Luis Aguilar Cajahuaman, Raúl Colca Malpartida…

Los Directores que dejaron el contingente de su capacidad en beneficio del plantel, fueron: Eliseo Sanabria Santiváñez (1943-1948), Manuel J. Velenzuela Valdez (1949), Carlos Vilchez Murga (1950-1957), Arnulfo Becerra Alfaro (1959), Basilio Orihuela Melo (1959-1960), Elías Ortega Pérez (1961-1962), Juan Salguero Pizarro (1963), Justo Fernández Cuenca (1963), Martín Nilo Manyari de la Cruz (1964-1968), Samuel Bruno Arroyo Pecho (1969-1971), Raúl Leoncio Colca Malpartida (1972-1976), Celso Ascanoa Collqui (1976-1978) y (1980), Andrés Rosas Clemente (1979), Fulgencio López Castillo (1981), Justo Pastor López Patiño (1981), Celso Ascanoa Collqui (1982), Ricardo Leonidas Vigo Araujo (1983), Andrés Rosas Clemente (1984), Fausto Huaynate Cóndor (1986), César Sismo Boza Simón (1988).

Cuando se inauguró el Colegio, no se encontraba un local libre para alquilar, después de mucho buscar se alquiló el del Jirón Puno Nº 146 en donde, previas las reparaciones necesarias, se iniciaron las clases. En el mes de agosto se mudó a la Plazuela Ijurra el que tenía una merced conductiva muy elevada. Se buscó otro local y se trató de alquilar el que fuera el Colegio Americano, pero resultó muy oneroso. Se tuvo que volver a la calle Puno, esta vez al número 161, cuyo alquiler era de doscientos soles mensuales. En 1956 se trasladó a la Plaza Centenario hasta el 5 de octubre de 1959 en que se inaugura el local que actualmente ocupa en el terreno de Patarcocha donado por el Concejo Provincial de Pasco.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s