Valioso informe científico sobre Oxapampa (1927)

Oxapampa 5
Por considerar de suma importancia el informe que sobre la agricultura en Oxapampa hicieran los científicos, Louis Hecq, y E. Parent, publicado en los principales diarios de nuestra ciudad en el año de 1927, nos es grato transcribir parte del mismo, con el fin de que se tome conocimiento de cómo se encontraba aquel valle pasqueño por aquellos años.

El valle de Oxapampa es una llanura de terrenos fértiles de 8 leguas de largo a donde se halla establecida desde el año de 1856 una colonia alemana que fue la primera que desembarcó en el Perú y que posteriormente, en el año de 1868 fue aumentada con el arribo de nuevas familias alemanas. Aunque al principio se dirigieron a Pozuzo, muchas de ellas dejaron después ese lugar que no consideraron conveniente para su establecimiento y se dirigieron a Oxapampa.

Inmediatamente después de instalada aquella gente laboriosa comenzó a trabajar y mientras las mujeres preparaban convenientemente sus albergues, los hombres se pudieron a derribar los gigantescos árboles de la selva. Pronto tuvieron una regular extensión de terreno desmontado en el que se apresuraron a sembrar las plantas que debían asegurarles la vida. Las tres familias llegadas al principio no permanecieron solas mucho tiempo: la fertilidad del suelo y la salubridad del clima, atrajeron a otros colonos del Pozuzo, de tal manera que hoy se encuentran en Oxapampa cerca de 70 familias. Bajo el punto de vista agrario, Oxapampa puede producir toda clase de vegetales como maíz, caña, arracacha, yuca, papa, frijoles etc. El café prospera admirablemente y las plantas en general son muy vigorosas, lo que parece ser debido a su gran elevación (1,800 metros sobre el nivel del mar) que indudablemente conviene mucho a este cultivo, pues es siempre en las mayores alturas donde hemos encontrado plantaciones dignas de llamar la atención.

 La caña también da productos bastante remuneradores, pero su período de desarrollo es largo (3 a 4 años) y nunca florece, aunque en Chanchamayo la flor aparece a los diez meses. Con el jugo se fabrica chancaca y aguardiente. Hemos tenido ocasión de visitar el destilatorio del señor J, Hassinger, muy bien instalado con pocos gastos y que utiliza el agua como fuerza motriz.

Oxapampa tiene el aspecto de un bonito pueblo europeo por sus casas de madera que recuerdan una población suiza y por el estilo de sus construcciones. Los habitantes han llegado a producir y fabricar ellos mismos casi todo lo que necesita para la buena vida campestre a la que están muy acostumbrados.

A pesar de las dificultades del viaje que se puede considerar como un obstáculo para el desarrollo del la colonia. Oxapampa exporta al Cerro de Pasco aguardiente, café, carne de chancho, manteca, mantequilla etc. La exportación de café puede ser evaluada en mil quintales al año. Cada familia posee su ganado para la producción de la leche y mantequilla necesarias para su consumo. El ganado en general es muy bueno y el conocimiento que de su bondad se tiene en todo el departamento de Junín, justifica la gran demanda y las continuas compras que se hacer de sus crías con el objeto de llevarlas a Chanchamayo y Tarma a pesar de las dificultades del viaje.

Debemos consignar aquí la extrañeza que nos produjo su precocidad: hemos visto vaquillas de dos años completamente desarrolladas y preñadas, lo que proviene principalmente de los cuidados y de la selección que trata de conservar la colonia en la crianza de sus ganados. Al lado de cada casa se halla siempre un estable construido con madera, los que son de un modo particular, que merecen especial recomendación: consisten en estacas fijas en el suelo que sostienen un techo de madera; a 20 centímetros del suelo se halla un piso de madera también sobre el cual se pone la pajaza que tiene por objeto recibir las deyecciones y también procurar el mejor descanso de los animales. El establo se halla abierto por todas partes desde 1.25 desde la parte más baja está completamente cerrada. Cada vaca está separada de su vecina por un tabique de manera que no pueden moverse entre ellos. Por atrás del espacio reservado a las vacas se encuentra un pasillo de 30 centímetros para el pasaje y la comodidad de la limpieza que cada día se efectúa por la mañana. Por la parte de afuera, al lado del establo, hay abierto un hoyo para recibir el estiércol. En fin, los colonos de Oxapampa observan todas las costumbres europeas tan convenientes para la perfecta conservación y mejoramiento de la cría del ganado. Las vacas que están en producción de leche pasan la noche en el establo donde se les amarra y se les da su alimentación escogida que consiste en troncos de plátanos cortados en pedazos, arracacha y granos de maíz. Esta sobre ración se les da dos veces al día, en el momento del ordeñamiento, es decir, por la mañana y por la tarde. Durante el día las vacas quedan en libertad en terrenos antes cultivados y que, una vez que se ha dejado de sembrarlos, se cubren de una vegetación espontánea.

Las vacas son ordeñadas por las mujeres que las tratan con la mayor contemplación. Es muy curioso ver a estos animales regresar por la tarde al establo sin necesidad de arrearlos, como no hay tampoco necesidad de amarrar a las vacas por las patas para efectuar el ordeño.

La crianza de los chanchos se hace en un cercado establecido en los terrenos donde pastan las vacas. En el mismo cercado se hallan establos para las marranas que han parido y para los chanchos que se quiere engordar. Cuando los chanchitos tienen  la edad de dos meses se les quita la madre y se les deja en libertad en el cercado hasta que hayan alcanzado un año; buscan ellos mismos su manutención y no se les da sino un poco de maíz en la tarde. A la edad de un año son encerrados en los establos para engordarlos. Allí reciben maíz en grano, arracacha, leche desnatada etc., permaneciendo en estas condiciones durante seis meses, más o menos, hasta su completo engorde, porque lo que se trata de obtener, sobre todo es la manteca que junto con los jabones constituye el principal producto de exportación. Otro producto que también es aprovechado es la carne salada ahumada, pero es consumida por los mismos habitantes.

La marrana da de ocho a diez crías y sólo los machos son castrados. La avicultura es próspera, a tal punto que los huevos se venden a ocho por un real. En una palabra podemos decir que Oxapampa es una verdadera colonia, en la que todos sus habitantes se ingenian y trabajan por conseguir utilidad y bienestar, habiendo prosperado rápidamente, pero que encuentra ciertas dificultades para su desarrollo en la poca practicabilidad de sus caminos, tanto al Cerro como a la Merced.

Muy grato es dar cuenta aquí del mejoramiento del mejoramiento del ganado obtenido en el valle de Oxapampa, porque es una enseñanza elocuente de lo que se puede alcanzar con una selección juiciosa y con las aplicaciones de la gimnástica funcional.

Si los colonos de Oxapampa han podido obtener tales resultados, los criadores de la costa y de ciertas partes de la sierra, pueden obtenerlos más rápidamente y mejores, desde que tienen además a su disposición pastos de superior calidad.

No se puede hacer de tratar de mantener como se hace ahora, un gran número de reses; lo que se debe hacer estar pocas, pero en buenas condiciones. Que se deje a la crianza actual los terrenos de poco valor nos parece bien; pero no creemos en la imposibilidad de establecer en los mejores valles de la sierra establos de los géneros de los de Oxapampa, apropiados naturalmente a las condiciones climáticas de las localidades, en los que el suelo puede producir alfalfa, cebada u otros buenos pastos, que deben ser reservados a un número limitado de vacas escogidas, que bien cuidadas así como sus crías, bastarán para constatar e pocas generaciones, un gran mejoramiento, tanto en los animales mismos como en sus productos.

Una vaca, en el momento de mayor lactación, produce de doce a quince litros de leche, manteniéndose así tres meses, al cabo de los cuales principia la disminución para terminar a los 9 o 10 meses.

Hoy la costumbre de dejar mamar siempre a la ternera después de la ordeñación, porque la leche tiene allí poco valor puesto que no hay donde venderla. Tampoco se expende mantequilla fuera del pueblo, sino cuando se puede aprovechar la ocasión de llevar al Cerro o a la Merced con otras mercaderías. La leche es consumida pura para los colonos mismos y el resto es aprovechado para la fabricación de mantequilla. La descremación se hace según el antiguo sistema de reposo, y el batido en una batidora primitiva también. La leche desnatada sirve para la fabricación de quesos frescos sin ninguna preparación, aunque el uso más frecuente que de ella se hace es la alimentación de las terneras y de los chanchos, animales que son objeto de una exportación importante.

Los primeros que trabajan en este sentido, no solamente recibirán el provecho que les resulte, sino que experimentarán también la satisfacción de haber impulsado la agricultura del país.

Al terminar nuestro informe, séanos permitido dirigir a las autoridades, a los propietarios y administradores de los fundos que hemos visitado, nuestros más sinceros agradecimientos por su generosa hospitalidad y los importantes datos que se han servido suministrarnos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s