EL BARRIO SANTA ROSA

el-barrio-santa-rosa

En la fotografía observamos la subida de Santa Rosa con una serie de viviendas de conocidas familias, a la derecha y algunas instalaciones mineras, a la izquierda. En primer lugar, a la derecha, vemos el famoso “Hotel Venecia” que en sus tramos finales fue atendido por el chino Lam León. Por muchos años fue el que más pronto de repletaba por estar muy cerca a la estación del ferrocarril.

Orillando la pronunciada pendiente que se unía con la Calle del Marqués había una serie de comercios y viviendas de conocidas familias cerreñas. Las instalaciones mineras que se ven al lado izquierdo fueron trasladadas a la mina Lourdes que alrededor del castillo reunía todas las oficinas y talleres de la Cerro de Pasco Mining Company. Cumplido el traslado, el lugar quedó convertido en una enorme depresión originado por las horadaciones que se efectuaron con el traslado. Por el terremoto de noviembre de 1947 se abrieron enormes grietas que hacían peligrar el tránsito de vehículos. Se tuvo que clausurar esta subida con una serie de tranqueras metálicas por el peligro que entrañaban.

Esta arteria corresponde a uno de los primeros y más importante barrios del Cerro de Pasco: Santa Rosa. Su nombre se debe a un improvisado milagro  que efectuó los primeros días de 1610. Aquel año, tras once días de imparable tempestad de nieve ocasionó la muerte de niños y ancianos y estuvo a punto de hacer desaparecer a  nuestro naciente pueblo minero. En ese momento nuestras gentes efectuaron desesperadas procesiones, misas y rogativas. Al ver que nada conseguían por intercesión de San Esteban (Primer patrono del pueblo), motu proprio, decidieron rogar a Santa Rosa de Lima. Esta santa limeña -hacía poco tiempo elevada a los altares- consiguió el cese de la tempestad. Salvado el pueblo, la fe hacia la santa creció enormemente; se le construyó la primera iglesia con su nombre y el barrio quedó como Santa Rosa.

Allí se construyeron los primeros talleres de la compañía norteamericana, también el campamento para trabajadores. Con los siglos creció su fama de barrio eminentemente minero. En su ámbito muchos acontecimientos importantes se desarrollaron, entre ellos, el deporte. El último cuadro, semillero de grandes valores, fue el Club Social y Deportivo Santa Rosa que, en su mejor momento, lo comandó don Julio Aliaga Trejo, un hombre extraordinario, recientemente fallecido, que hizo positiva labor en nuestra tierra.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s