La desaparecida capilla de Uliachín

capilla-de-uliachin-antigua

Si usted se fija bien en esta vieja fotografía del Barrio de la Esperanza (Inicios del siglo XX), podrá ver en la parte superior izquierda, recortando el horizonte, el cuerpo de la vieja Capilla de Uliachín. Recuerdo que con los chicos de mi escuela nos aventuramos a visitarla llenándonos de miles de sorpresas y no pocos misterios. Al promediarse el año cuarenta y cinco desapareció misteriosamente. La historia que me contaron viejos habitantes de la zona, es la siguiente:

De esto hace ya mucho tiempo. Cuando los frailes franciscanos –primeros que aparecieron por nuestros pagos- llegaron con el fin de “Extirpar idolatrías”, lo primero que hicieron fue deshacer una enorme “Apacheta” que quedaba en la cumbre del cerro de Uliachín. Es decir, un cúmulo de piedras de diverso tamaño que los viajeros “pircaban” en señal de buen augurio para el viaje que empezaban a realizar.

Estaban convencidos de que en esa “Apacheta” moraban los gentiles, seres protectores que les aseguraba el buen éxito del viaje. Por eso los frailes después de decir misa y rezos en latín, echaron por los suelos este montículo y, con el trabajo de los mismos hombres, erigieron una capilla en cuya edificación utilizaron las mismas piedras de la derruida “Apacheta”, cubriéndolas después con un rústico techo de paja. Era –por decirlo así- una amalgama de creencias fundidas en aquella capilla católica. Es más, colindante con ella se habilitó un pequeño campo santo para enterrar a los difuntos de la zona. En el altar principal se fijó un crucifijo de madera que veneraban cada dos de mayo de cada año: “Día de las Cruces”. En días claros de sol, desde la ciudad minera se podía ver este pequeño santuario fulgurante en la cumbre misma de aquella abra histórica.

Don Gerardo Patiño López, mentor y auspiciador de las celebraciones referidas a la Batalla del Cerro de Pasco, aseguraba que no obstante lo empinado del lugar, los cadáveres de los caídos en aquella contienda –patriotas y realistas-, fueron sepultados en el camposanto aledaño a la capilla. Debe ser cierta esta afirmación porque, pasados muchos años, fueron halladas pequeñas piezas de artillería y pistolas y bayonetas en los hoyancos fúnebres. Alguno de estos objetos vimos en la dirección de nuestra escuela de Patarcocha. Un amigo, compañero de escuela de entonces me regaló con una pistola que con mucho cariño le entregué a mi nieto Rodrigo. Ojalálo guarde con cariño.

Volviendo a la Batalla del Cerro de Pasco,  por aquellos días, sólo el cementerio aledaño a la iglesia de Santa Rosa estaba vigente. Es más. Cuando en 1945, el ejército argentino quiso repatriar los restos de sus soldados caídos en aquella contienda, se llevaron puñados de la bendita tierra cerreña que –estamos seguros, empapados de sangre guerrera argentina- que ahora reposan en sendas urnas junto a las tierras de Chacabuco y Maipú.

Andando los años, la capilla, destruida por la indiferencia de los vecinos, la intemperie y la dureza de nuestros inviernos, fue reedificada a la entrada de Uliachín, en la parte baja donde se encuentra en la actualidad.

Cada mes de mayo, celebrando la Fiesta de las Cruces, se realiza en este santuario, el homenaje a Cristo Redentor con moji9gangas, misas, chunguinada, negritos y alegría general del nuestro pueblo.

¿Sabía usted….?

cafe-mokaEl famoso café MOKA, donde se reunían los españoles a conversar con sus connacionales: sevillanos, vascos, catalanes, madrileños, manchegos, gaditanos, asturianos, etc.  era un lugar muy frecuentado no sólo por éstos sino también por miembros de otros consulados. En este lugar, propiedad del ciudadano catalán Marcelo Curty, ubicado en la segunda cuadra del jirón Grau, se bebía el famoso café abisinio que los españoles hacían traer mediante su consulado a la tierra minera. Además bebían sus chatos de manzanilla, jerez y otras bebidas extranjeras.

Anuncios

One thought on “La desaparecida capilla de Uliachín

  1. Muy agradecido, siempre estoy aprendiendo o recordando a mi santa tierra. Gracias por mantener el candil encendido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s