LA CALLE GAITERAS

la-calle-gaiteras

En realidad, esta añorada callecita  era un estrecho pasaje que comunicaba la calle Fernandini con la Plaza del Comercio. En sus inicios, a decir de don Gerardo Patiño López, don Aníbal Gálvez y don Ramiro Ráez Cisneros, fue una “callecita pecaminosa” a la que se la denominó también “La Quita Prosa” y “El Culebrón”; allí estaba ubicado uno de los más connotados burdeles cerreños  con pupilas especialmente españolas de Galicia a las que conocían por “Las Gaiteras”. Alguna vez cuando pregunté por el nombre de la calle a don Alberto Minaya Rolando, más conocido por “Capachón”, me contestó “Aquí las gitanas de “Chupaban” la gaita; por eso, chiquillo. ¿Me entiendes, no?”.

Cuando en 1890, la compañía Azalia – Nation levantó el imponente edificio colindante –el más grande de la Plaza del Comercio- llamada después Centenario, las pelanduscas tuvieron que marcharse con la música a otra parte. La calle se adecentó y allí llegaron a vivir Juan Azalia, Alexander Nation, Mercedes de Gago, el italiano Francisco Puccio y su compatriota RicardoLercari.

Por esas fechas, en la esquina que da a la histórica plaza, fijó su residencia don Ignacio  Llanos, tronco de una respetable familia cerreña. La vez que tuve el honor de visitar aquella casona, me impresionó el amplio ventanal que daba a la plaza Centenario. Sentados en cómodas poltronas con aquel inolvidable anfitrión, don Félix Llanos Alvarado, contemplábamos la histórica plaza que ahora ha desaparecido. Entre trago y trago de sus  inolvidables y riquísimos “Gin con gin”, conversábamos temas relativos a nuestra historia.

Recuerdo que en la parte baja de esta casona residía el temido sargento Corrales, miembro de la policía local. Con él vivía su hija, una chica llamativamente hermosa, de rostro sonrosado, cabello rubio, sonrisa divina y cuerpo escultural. Todos los jóvenes de entonces la mirábamos con disimulada admiración. ¡No sea que su padre –hombre de pocas pulgas- se enterara!

Lo llamativo de esta guapísimo chica no era solamente en su belleza y alegría a flor de piel, no; lo más llamativo en ella era su vestimenta.

En lugar de faldas, usaba pantalones. Imagínense. Si era censurable que las mujeres vistieran pantalones, Amparito –así se llamaba la chica- llegaba a extremos de audacia y desparpajo vistiendo unos pantalones “vaqueros” que se habían puesto de moda. ¡Dios mío! Estoy hablando de la mitad del siglo pasado. En realidad, todos los varones la admiraban por ese hecho. Lo admirable era que sus pantalones eran tan ajustados que daba la impresión de estar desnuda porque la esculpía completamente, sin dejar nada para la imaginación. Cuando pasaba por calles y plazas, los ojos de los hombres, inmediatamente, se volvían para ver aquella preciosa escultura andante. Todos felices con Amparito. Bueno no todos. Las mujeres, especialmente las viejas, le declararon una guerra sin cuartel. Cuando la veían venir se santiguaban compungidas y luego elevaban los ojos al cielo. Amparito jamás les hizo caso. Los comentarios eran activos y muy subidos de tono pero en voz baja; el temor a las represalias del sargento policial siempre estaba amenazantemente vigente. Por eso es que tal vez no se le conoció aventura alguna.

Bueno, transcurrido el tiempo, repentinamente sin que nadie lo supiera, padre e hija desaparecieron del más alto tinglado de la vida. Posiblemente ahora sea una venerable matrona, pero, el recuerdo que dejó en la juventud cerreña de entonces, fue inolvidable. Hasta ahora la recordamos con nostalgia.

la-calle-gaiteras-2Volviendo a la historia de esta desaparecida callecita, en su parte céntrica vivía la familia Solís Echevarría. El tronco familiar era don Domingo Solis Ruso, Secretario del Prefecto del Departamento y activo periodista corresponsal de EL COMERCIO de Lima. Sus hijas, Hilda, Amanda, Maruja y Olivia, notables artistas que han dejado grandes recuerdos en el arte y la  radiotelefonía de nuestra ciudad. En la primera foto que publicamos se ve, al fondo, la oficina del doctor Augusto Parra Solís, notable abogado jaujino que casó con la cerreña Paca Montero con la que tuvo varios hijos. Este respetable amigo hizo una tarea extraordinaria a favor del pueblo que lo acogió. Entre otras cosas -por ejemplo- consiguió la edificación del Colegio María Parado de Bellido en San Juan y la edificación del colegio Daniel A. Carrión en Patarcocha; fue excelente deportista conjuntamente con sus hermanos. Lo que son las cosas. Cuando me enteré que los “cerreños” le habían negado su ingreso en un club, pregunté la razón y me respondieron “No es cerreño, es jaujino”. El que había propiciado este desafuero era un “respetable médico” nacido cerca de la plaza Chaupimarca de nuestra ciudad pero que, en “su perra vida (Como dice kuczynski) nunca hizo nada sin que le pagaran. Es, fue y será un “profesional” negativo que habiendo sido, cerreño, jamás se escuchó que hiciera algo por el pueblo que sí recibió el benemérito trabajo del “jaujino”

Quiero finalizar este relato diciéndoles que, fue en esta calle, ya pasados los años, por 1950 más o menos, la casa de la familia Solis que ya se había retirado de la ciudad, se convirtió en la primera “Boîte” del Cerro de Pasco. Es decir un club nocturno con música moderna, tragos, meseras y toda la parafernalia del caso. Ni bien uno entraba se daba con un sofisticado ambiente de manifiesta oscuridad porque las  velas de cada mesa, eran muy débiles para alumbrar todo el ámbito íntimo.

Los habitantes de Gaiteras, poco a poco fueron dejando la ciudad para enrumbar a San Juan (Nueva ciudad) y la mayoría a otros pueblos.

Esta simpática calleja también ha desapareció tragada por el “Tajo Abierto”. Esto es lo que el Cerro de Pasco está dando por el progreso económico de la nación. ¿Conoce usted otro pueblo que tanto se sacrifique por el Perú?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s