YARUSHYACAN (Leyenda)

yarushyacan

El progresista pueblo de San Francisco de Asís de Yarushyacán, ubicado al noroeste del Cerro de Pasco, enmarcado por Huariaca, Ticlacayán, Sunec, Yanacachi, Huamanmarca, Cajamarquilla y Chinchán, tiene una antiquísima leyenda que nos habla de su origen.

Cuentan que en tiempos  pasados, los pastores de la tribu de los yarush que habitaban esta zona, solían llevar a su rebaño a GANTO GANTO DE YACÁN donde abundaba el pasto y crecía un frondoso follaje. En este pintoresco lugar, una pastorcilla de tierna edad, sin perder de vista a su ganado, gustaba de ponerse  a jugar.

Un día que llevaba su manada a este paraje sintió que, a cada paso que daba, le arrojaban unas piedrecillas de un sitio que no podía precisar y menos aún quién  hacía la travesura. Un tanto alarmada comenzó a otear en derredor pero sin resultado alguno. Intrigada quiso seguir caminando cuando un silbido que venía del follaje avivó su curiosidad. La niña penetró por entre la hojarasca en donde crecían hermosas flores blancas y rosadas encontrándose  de repente con un primoroso niño de su misma edad, vestido de un modo muy raro, con un sayal marrón ajustado a su cuerpo por un largo cordón blanco.

  • ¿Usted tiraba piedrecitas?
  • ¡Sí, yo!
  • ¿Por qué?
  • Por jugar.
  • ¿Cómo se llama usted?
  • Yo soy Margarita. ¿Dónde están sus padres?
  • No los tengo. Cuido estos campos y estas flores. No quiero que nadie me vea. Sólo tú.

Desde aquel día, los niños jugaban contentos mientras el ganado pastaba. Un día a la niña se le ocurrió contar a sus padres que ella era muy feliz porque jugaba con un niño hermoso en el Ganto Ganto de Yacán, pero que le llamaba la atención que aquel hermoso niño no recibiera el fiambre que le invitaba. Intrigado por este relato, el padre decidió seguir los pasos de su hija y así sorprendió a los niños cuando jugaban desprevenidos. La niña se alarmó al ver a su progenitor en tanto el niño decidía huir; pero el padre le dio alcance, y cuando estaba a punto de cogerle para preguntarle quién era, el pequeño quedó inmóvil y al tocarlo pudo comprobar que todavía las manitas las tenía tibias pero que era una estatua. Deslumbrado, el hombre fue a avisar al pueblo. Al poco rato, rodeando a la imagen, estaban los hombres y mujeres.

  • ¡Paime canga patrón ninches! (¡He aquí nuestro patrón!) – Sentenció el más viejo de la tribu. Enseguida, emocionado llevó al pueblo la imagen hallada.

Al día siguiente se dieron con la sorpresa que el santo no estaba allí, y cuando por indicación de Margarita lo buscaron, llegaron a encontrarlo en Ganto Ganto de Yacán. Así cuatro veces. Por fin fue revelado que el santo no quería que lo movieran del lugar donde lo habían encontrado. Así, unánimemente, decidieron trasladar el pueblo de Yarush a Ganto Ganto de Yacán.

El 4 de mayo de 1618, siendo cacique don José Mazgo –el único que entendía el idioma de los españoles- se fundó oficialmente el pueblo de San Francisco de Asís de Yarushyacán.

El 16 de setiembre de 1961 se registra la creación política del Distrito San Francisco de Asís de Yarushacán, correspondiente a la provincia de Pasco, departamento de Pasco

yarusyacan
Imagen tomada de Radio Cumbre – San Francisco de Yarusyacán
Anuncios