LA CUCARACHITA

la-cucarachita

El tamaño y el aspecto de esta locomotora son engañosos. Cumple parecida misión que en el mar ejecuta el remolcador. Tiene una misión muy especial en la colocación de coches, cabuses y plataformas de carga. Efectúa cambios de rieles dejando expeditas las plataformas para que, cuando la locomotora gigantesca llegue, lo enganche a la fila y pueda jalarlos a caravana.

En la fotografía se puede ver al maquinista al interior de la cucarachita signada con el simbólico número uno. Los hombres que lo acompañan (Todos tenían que ser ágiles, emprendedores y muy eficientes) son los encargados de efectuar los cambios utilizando debidamente unas herramientas especiales. Forman un equipo muy eficaz y poseen el respeto de todos los hombres que trabajan en la “Casa Redonda” zona central de la ferrocarrilera Railway Company.

Por largos años, el jefe y “Mandamás” de este pequeño gigante fue el diminuto “Panchito” Venegas que con sus metro cincuenta de estatura, hacía estrago y medio en equipos rivales. Jugaba en el “Sport Ideal”, cantera de grandes valores de nuestro fútbol.

Quienes desde niños hemos vivido en este espectacular mundo ferroviario (Mis abuelos y mi padre trabajaron allí) no podemos olvidar los hermosos momentos que nos hicieron vivir estos héroes de nuestra niñez.