YO DESCUBRÍ AL HOMBRE LAURICOCHA

Augusto Cardich, huanuqueño, es uno de los más famosos arqueólogos del Perú, cuyas investigaciones sobre el primitivo hombre americano concitan la atención de los mayores especialistas del mundo. Actualmente dirige la Cátedra de Arqueología Americana en la Universidad de la Plata. Cardich es una lumbrera de la prehistoria del Perú. Descubrió en la región central, entre Huánuco y Pasco, enterrado en una cueva, al más viejo de nuestros antepasados, “el hombre de Lauricocha”, que viviera en la región, hace aproximadamente diez mil años. Esta es una entrevista que se publicó en el número 100 de la revista “HOY”.

el hombre de yauricochaAquí estoy en la ciudad de La Plata, capital de la Provincia de Buenos Aires. Está frente a mí un científico peruano de talla mundial, autor de cuarenta trabajos publicados y poseedor del Premio Nacional Inca Garcilaso de la Vega, galardón que obtuvo a raíz de su descubrimiento del Hombre de Lauricocha, perteneciente a la más antigua civilización pre incaica que se conoce.

Su residencia está decorada con motivos autóctonos, artesanía indígena actual y una biblioteca con más de cuatro mil volúmenes con rico contenido de la Historia del Perú y de América. Cardich se ha desempeñado como profesor durante 17 años y estima que ha predicado sus conocimientos a ocho mil discípulos.

Estudiante de primaria en la Unión, ex alumno de San Agustín y San Marcos divide su tiempo entre la enseñanza y la excavación en la región de Patagonia.

Hoy: ¿En qué año descubrió al hombre de Lauricocha?

Augusto Cardich (AC): Fue en enero de 1958. En el lugar denominado Lauricocha descubrimos signos, huellas, rastros de una milenaria civilización, en un lugar con diversos microclimas, donde los habitantes de entonces protegían y desarrollaron la agricultura.  Existían irrigaciones subterráneas y manifestaciones sumamente importantes…

H: Ese descubrimiento, ¿cambió el panorama de la prehistoria en el Perú?

AC: Sí, la antigüedad del hombre de la cultura andina, no sobrepasaba de los 4200 años como es el caso de Huaca Prieta. Tampoco se pensaba que más allá de los 4000 metros sobre el nivel del mar hubiera civilización alguna.

Los Glaciares Retroceden

H: ¿Qué aportes importantes considera que ha concedido para el desarrollo de la ciencia arqueológica mundial, profesor Cardich?

AC: Los aportes que yo juzgo importante son:

  1. Descubrimiento de puntas foliáceas en Lauricocha.
  2. Descubrimiento y estudio antropométrico del Hombre de Lauricocha.
  3. Hallazgo de un esqueleto con deformación craneana artificial para el nivel Lauricocha II, cambiando las ideas que existían al respecto.
  4. Estudios de las tumbas de los niños en los estratos más antiguos de Lauricocha.
  5. Descubrimiento de importantes muestras de arte rupestre en la zona de Lauricocha y el primer estudio sistemático realizado en el Perú.
  6. Aporte de los análisis sedimentológicos en el estudio del paleo clima en las cuevas de los Andes.
  7. Estudio del paleo clima de los Andes Peruanos y una propuesta de sistematización.
  8. Datación de radiocarbono de un episodio de retroceso de los glaciares de los Andes, acontecido 12500 años antes de nuestra era.
  9. Estudios geomorfológicos en Raura y Lauricocha e identificación de morrones de la glaciación de Lauricocha.
  10. Importante descubrimiento del ascenso y descenso de los límites superiores de cultivo, estudio de datación y su implicancia en la dinámica de los pueblos andinos.
  11. El concepto de Altoandino y la distribución demográfica.
  12. Estudios de los sistemas de irrigación en los antiguos cuadros de cultivos en la zona de Lauricocha incluyendo varios tipos de acueductos subterráneos.
  13. Exposición de teorías sobre el origen de la cultura americana y sobre el origen del cultivo de los Andes.
  14. Tesis para una valoración precisas del alcance de las culturas americanas y sobre el origen del cultivo de los Andes.
  15. Descubrimientos de varios centros de edificaciones importantes como el de Azuay, etc, y otros aportes más que actualmente estoy utilizando en mis investigaciones.

La National Geographic

H: Profesor Cardich, ¿Cómo recibieron los científicos internacionales los resultados de su trabajo?…

AC: Esta zona ya había sido explorada inicialmente por el notable prehistoriador O. Hunghin, fallecido hace pocos años y que fuera mi maestro, pero no se había llegado a los resultados actuales.

H: ¿Y a qué nivel llega el resultado de sus trabajos, profesor?

AC: Las investigaciones que he realizado con excavaciones más profundas y amplias, un trabajo con tiempo y afinamiento, han dado como resultado el descubrimiento de la secuencia más importante de la prehistoria suramericana pre cerámica. Comienza con los restos de una industria lítica sumamente interesante por sus técnicas de 12600 años de antigüedad. Otro estrato correspondiente a 11000 años antes de nuestra era, presenta mejores artefactos de piedra. Pero sobre todo he hallado cortezas de roca pintadas caídas del techo. Todas las cavernas presentan estas pinturas llamadas negativas de manos. Este es el arte más viejo detectado hasta ahora en América. Estos grupos se alimentaban de guanacos, aves, caballos, y un camélido frágil como la vicuña pero más alargado y alto que los especialistas denominaron “Lama Gracilis” especie extinta hace 11000 años. Esta cultura permanece en la zona hasta 8750 años antes de nuestra era. Luego viene un silencio de 1490 años en que estuvo abandonada la caverna. Y 7260 años antes de ahora, llegan otros grupos humanos portadores de la cultura Casapedrense que ocupan en forma intensa las cavernas. Estos grupos humanos fueron especialistas en la caza del guanaco y no aparecen en la zona huesos de otros animales. Fueron pues los cazadores más representativos que tuvieron su auge favorecidos por un clima más húmedo y algo más benigno que el clima actual. Cazaban con boleadoras y no tenían puntas de piedra. Cuando estaban en pleno florecimiento sobrevino un acontecimiento volcánico cubriéndose de cenizas el suelo de la caverna. Entonces los Casapedrenses, probablemente aterrorizados, abandonaron el lugar definitivamente. Esto sucedió a 5500 años antes de ahora. Un milenio después apareció otro grupo humano que ocupó la caverna. Estos poseían otros tipos de artefactos y se alimentaban de una variedad de animales entre los que se encontraban los zorrinos, avestruces, guanacos y hasta gasterópodos (moluscos) y usaban puntas de piedra. Prosiguieron por varios milenios hasta que se prologaron en los Tehuelches, cazadores que llegaron hasta el siglo pasado.

El Hombre Temprano de América

EP: Profesor Cardich, ¿qué importancia le asume usted a su trabajo sobre Los Toldos y su incidencia en la arqueología americana?

H: La arqueología americana posee pocos yacimientos que tengan un promedio de 10000 años de antigüedad. Los Toldos están entre los pocos tan antiguos, y hasta sobrepasa la edad promedio, ya que el estrato inicial de mis investigaciones posee 12600 años. Estos trabajos han sido fechados con carbono 14 y sobre muestras de carbón y vegetal. Estas investigaciones y descubrimientos son un testimonio concreto para estudiar y comprender más aún, los orígenes y culturas del hombre americano.

H: ¿Qué dimensión ha tenido el interés de la comisión de altos estudios de la National Geographic, profesor Cardich?

AC: La National Geographic ha venido de los Estados Unidos a documentarse sobre los trabajos de Los Toldos y fotografiar los materiales encontrados porque están realizando un importante trabajo para publicar sobre el Hombre Temprano de América. Se manejarán con los detalles más antiguos de la información prehistórica americana que será volcada para una amplia difusión.

Quiere Volver

H: ¿Cómo organiza sus trabajos como docente y las tareas de investigación, profesor?

AC: Mis labores docentes las realizo aquí en la ciudad de La Plata, donde probablemente proseguiré por algún tiempo más, mientras que mi actividad fundamental de investigador, la realizo todos los días. Dedico parte del tiempo en investigaciones sobre la Patagonia y parte de los Andes. Son dos regiones claves para el estudio de la prehistoria más antigua de América.

H: Profesor, ¿qué otro punto más de América le gustaría explorar?

AC: me gustaría mucho excavar en Colombia y en Venezuela, ya que pienso que allí deben existir importantes yacimientos para la investigación arqueológica de América.

H: ¿No piensa regresar definitivamente al Perú, profesor?

AC: Mi deseo es justamente regresar al Perú. Creo que iré en junio. Debo hacerlo antes que sumen demasiados años. Espero que para entonces mi país esté más evolucionado y haya alcanzado un destino superior. El Perú, a través de los milenios, ha tenido un destino brillante. Pero hay que tener conciencia de un hecho categórico: ese destino brillante lo consiguió casi siempre venciendo su difícil geografía, porque se sumaron el talento y el trabajo. Todas las obras portentosas que conocemos por la arqueología tienen ese sello. Y Creo que el Perú resurgirá nuevamente cuando gobiernen hombres más capaces y a estos hay que buscarlos, pues no siempre están en los partidos políticos.

Con estas palabras que nos expresan el fervor que Augusto Cardich siente por su país, nos despedimos después de haber recorrido con él y su eficaz colaborador la licenciada María Elena Gonaldi, las salas de exposición del Museo de La Plata y su laboratorio.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s