Discurso de Don Gerardo Patiño por el ANIVERSARIO DE PASCO

Gerardo Patiño LópezCon especial veneración a su egregia personalidad nos honramos con publicar el discurso que pronunciara don Gerardo Patiño López, patriarca de nuestro periodismo y ejemplar ciudadano cerreño,  el 27 de noviembre de 1971, agradeciendo el motivo del homenaje que le rindió el Club Departamental Pasco.  Aunque ustedes no lo crean, uno de sus socios, un ex trabajador de la Oficina de Tiempo de la compañía norteamericana, en forma airada se opuso a este homenaje aduciendo “¿Cómo vamos homenajear a un simple “periodiquero” en fecha tan importante?”. Este lamentable sujeto ya no está con nosotros, se fue con su estupidez y mezquindad, después de demostrar su egoísmo bastardo hacia una figura patricia de nuestro pueblo. Hoy, transcurridos los años todavía pululan alguno de estos supervivientes “buenos para nada” que son incapaces de reconocer méritos ajenos.

(Fuente: Libro de Actas de la fecha – Dibujo del artista cerreño Wilmar Cosme Calzada)

Señor Presidente del Club Departamental Pasco

Distinguido auditorio

Sorpresivamente estoy asistiendo a un inmerecido acto de homenaje a mi persona, organizado por el Club Departamental Pasco, al celebrarse el 27º aniversario de la creación de nuestro departamento.

Me han querido honrar con esta demostración de pleitesía que agradezco sinceramente con toda mi alma. Pero me pregunto sin egolatría. ¿Qué he hecho para merecer tan significativo homenaje? La excesiva bondad demostrada por mis comprovincianos que forman esta entidad han aquilatado superlativamente mi pequeña contribución a l vida e historia del Cerro de Pasco para confundirse con los hombres que hicieron mucho por la “Cuna de Carrión”, pues estoy lejos de haberlos superado para merecer tal distinción y declaro enfáticamente que el que os habla sería d los últimos en alinearse a recibir estas pruebas de satisfacciones que marcan indudablemente un reconocimiento. Señor Presidente, mil gracias al club que usted preside y agradezco a los señores que me han antecedido en el uso de la palabra, pues ellos se han excedido en sus conceptos para favorecerme y hacerme vivir momentos de emoción sin límites. Porque, si en algo contribuí en el pasado por nuestra querida “Ciudad Opulenta”  no he hecho sino cumplir con un deber y, ese deber, está en el consenso de los hermanos de Pasco.

Qué mejor oportunidad que esta para abundar en ligerísimo recuerdo de otro cuanto injustamente se nos arrebató el título de Capital del Departamento de Junín. Los concejos provinciales de entonces, los comités de defensa de distinguidas damas cerreñas, presidida por la distinguida matrona señora Teresa Viuda de Curty y de los caballeros representativos de la ciudad, encabezados por el probo cerreños Benjamín Malpartida iniciaron sus labores desde el primer momento.

Trece años consecutivos de lucha incesante y sin desmayos se realizaron para que al Cerro de Pasco se le devolviera su capital departamental que lo había mantenido brillantemente dese el año de 1825, cuando se creó el departamento de Junín.

Los memoriales y comisiones se sucedieron infructuosamente. Episodios y anécdotas fueron como un epilogo de la situación creada. Quisiera hacer historia de todo lo acontecido desde el 15 de enero de 1931 fecha funesta para los análisis  de la vida de nuestro pueblo, pro sería muy extenso y tendrían sin quererlo, quizá, herir susceptibilidades que estoy lejos e causar menoscabo a quienes nos hicieron creer que el Cerro de Pasco volvería a ser capital del Histórico Departamento de Junín.

En el lapso de trece años el Cerro de Pasco se hallaba disminuido de su antigua jerarquía porque no estaba acostumbrado a ser inferior que otras provincias del mismo departamento; es por esta causa que en 1944 el diputado por l provincia de Pasco, ingeniero Manuel B. Llosa, interpretando el sentir de la ciudadanía, de la campaña periodística de EL MINERO y de otros periódicos de la ciudad, presento en su cámara el proyecto de creación del nuevo departamento conformado solamente por la provincia con su capital Cerro de Pasco, cuando se tejía en todo el departamento de Junín la constitución de tres nuevos departamentos: Mantaro, Tarma y Jauja.

El proyecto fue aprobado en la Cámara de Diputados y faltaba que la de senadores la sancionara pero la partida la teníamos perdida porque todo el departamento restante se oponía a la desmembración de su provincia de Pasco y fue entonces que el senador por Junín, ingeniero Diez Canseco, amigo del Cerro de Pasco, urgió que viniera a esta capital una comisión municipal a fin de asesorar los trabajos que tenían adelantados esa comisión inicio toda su gestión y consiguió que todos los señores senadores aceptaran el agradecimiento adelantado de sus votos a favor nuestro, en una política de alta escuela diplomática, dirigida por el citado senador. Cinco días consecutivos se ocupó el senado cuyo presidente ingeniero Ernesto Diez Canseco dirigió el debate y fue desde el primer día l doctor Raúl Pinto, senador por Moquegua y antiguo vecino de nuestra ciudad, quien levantó su voz en esas memorables sesiones parlamentarias para defender el proyecto Llosa, an franca y alturada defensa por los fueros del Cerro de  Pasco, hasta que en la sesión matinal del 24 de noviembre se aprobó por mayoría la creación del Departamento de Pasco con el escrutinio de 26 votos a favor y dos en contra. Las galerías de la Cámara Alta estaban atestadas de cientos de cerreños que presenciaban el Fausto acontecimiento. Así, un 27 de noviembre de 1944, un día como hoy, el alcalde señor Cipriano Proaño, con el ex teniente alcalde doctor Raúl Picón y el Concejal Gerardo Patiño López –tres cerreños- recibimos en Palacio de Pizarro, de manos del presidente constitucional Manuel Prado, la autógrafa con el cúmplase de la creación del flamante departamento. Se había hecho justicia al Cerro de Pasco y habían triunfado el ingeniero Manuel B. Llosa, autor del proyecto y el ingeniero Ernesto Diez Canseco, ejecutor que último los trabajos para bien de esta departamento y llegar al día de hoy a los 27 años de esa fecha memorable; y es por eso que el Club Departamental Pasco. Nos h traído a esta casa de los cerropasquinos para recordar este grato acontecimiento, y afirmar que el Cerro de Pasco y sus hijos jamás  se pusieron de rodillas para rogar y si pidió fue con  justicia y con derecho; y en esta fecha de grandes expectativas para nuestro querido pueblo, hagamos votos por su engrandecimiento y permita que invoque a los nuevos hombres que salen de las aulas del Colegio Nacional Daniel A. Carrión, sean ellos guías y con mejor preparación cívica sean los conductores de los destinos del  Cerro de Pasco y en estos momentos cabe realzar las hermosas palabras del ingeniero Diez Canseco que el 1943 pidió desde su escaño la creación del Colegio Nacional Daniel Alcides Carrión con estas palabras brillantes:  “Cuántos Carriones se han perdido en Cerro de Pasco por falta de un colegio de media”. Es por todo esto mi admiración a este ilustre ciudadano del que no hay que mermar su prestigio y, por gratitud, hay que rescatarlo del olvido.

Señores:

Escudo de PascoAl recibir profundamente agradecido este homenaje a mi modesta persona, nuevamente hago votos fervientes por nuestro departamento y en particular por ese egregio Cerro de Pasco digno de mejores destinos porque las fabulosas riquezas de sus minas serán por siempre la fuente de su grandes y el eterno imán de atracción por su centro de trabajo; pero hay TRISTEZA por la ruina de sus casas,, hay INQUIETUD por l traslado de su antigua ciudad hogareña, hay SOBRESALTO por su nueva conformación urbana,, hay TORTURA por la desaparición de su historia de siglos con sus leyendas y tradiciones, hay ADMIRACIÓN por sus obreros mineros que forjan  la economía nacional, hay VENERACION por su madres fecundas que ofrendan hijos útiles a nuestro pueblo, hay CONDENACION por el olvido que se tiene en sus problemas  por los llamados a atenderlos, y hay LÁGRIMAS y DOLOR en el corazón por la destrucción de la ciudad pero como todo, hay ESPERRANZAS de que la juventud de hoy que reemplaza a los hombres que hubimos ayer, lo hagamos enaltecer y sólo así la CIUDAD OPULENTA de esplendoroso pasado, podrá celebrar en los venideros años su aniversario político lleno de fe y optimismo.

Departamento de Pasco: ausente de nosotros en este nuevo aniversario te saludo así como a tus hijos predilectos y provinciales, a ese trio de pueblos que constituyen: PASCO, DANIEL CARRION Y OXAPAMPA, que representan los tres reinos de la naturaleza en nuestro escudo nacional.

Muchas gracias.

GERARDO PATIÑO LÓPEZ.

Anuncios