El PIP

PipVarios eran los hermanos Paulino, casi todos sastres, uno, peluquero. El segundo de ellos había nacido con un manifiesto defecto El doctor Colina dijo que era un débil mental. Andaba por la calle con pasos torpes como a punto de caerse. Su rostro enjuto y desencajado con los pelos crecidos y en desorden, babas y mocos cayéndole por la comisura de sus labios y con la boca abierta como si estuviera cantando. Por eso le decían Gardelito. Caminaba desorientado por las calles, camino de cualquier parte. La gente del pueblo que lo conocía lo tomo como una parte de curiosa cotidianidad, acostumbrada. Escapó de cuantos encierros habían inventado sus familiares, avergonzados de su presencia. Nunca lograron inmovilizarlo.

El mayor era un sastre snob. Andaba bien emperifollado como si fuera un maniquí andante, haciendo propaganda de telas y figurines de última moda que recibía. Se convirtió en todo un espectáculo cuando un domingo, en misa de once, se presentó pintado con un espectacular terno “Huantantiro”, igualito que el cómico mexicano Tintan que había exhibido en una película. Un terno amarillo, entallado hasta el extremo con sus faldas extensas cubriéndole todas las espaldas, hasta las corbas. Los pantalones con un botapié tan entallado que se lo tenía que poner con calzador. Los pantalones que le llegaban hasta las axilas, sujetos con unos tirantes aparatosos; es decir, un esperpento completo. Era, según él, la moda. Los únicos que apreciaron aquel mamarracho fueron algunos socios del Municipal, club de la plazuela Ijurra. Después, nadie.

El cuarto –motivo de esta remembranza- era sastre, peluquero y aficionado al canto porque tenía una voz potente y bien timbrada, pero, como ninguno de su hermanos, era “motoso”; extremadamente motoso. Es decir que las palabras las pronunciaba como un indio de la “quebrada”.

Una tarde de sol que nos hallábamos en el barrio, en la “Chingana” de don  Lorenzo Picón, los amigos “Charol “Gamonal, “Tuto” Picón, el “Pecas” Dávila y yo, al escuchar los arpegios de las violas, se acercó muy comedido  nos saludó. “Qui hirmosa tarde –dijo- la tarde está cirvecera ¿No? Nadie le contestó, entonces pronunció las palabras mágicas: “Si ostedes mi lo permetin les puedo invitar una cuantas “butánicas” –dijo tratando de  hacerse el graciosos. En ese momento los músicos salieron de su hermetismo. “Gracias Paulino”. Como por arte de magia aparecieron seis botellas que procedimos a escanciar. Ya con la confianza al tope pidió a los guitarristas. ¿Puidin cumpañarmi para cantar un tango? Un rato más tarde ya estaba llenando el barrio con su vozarrón. Es entonces que “Tuto” le llamó la atención: ¿Por qué no puedes pronunciar bien? Tu dice te acordás mermano. ¡No!. Es “mi hermano”. Se trato de corregir varias veces pero en ninguna de ellas acertó. Entonces, terminadas las doce botellas. Lo largaron a Paulino.

Por aquellos días había llegado a nuestra ciudad el famosos “Capitán Pinzas” un jefe policial que puso de vuelta y media a toda la ciudad comenzando por el cuartel de la Guardia Civil.

En una de las “Batidas policiales” llegó el capitán Pinzas al burdel. Todo fue que lo vieron y los “marchantes” se hicieron humo. Todos fugaron, menos Paulino. ¿Quién es usted que es tan valiente, preguntó el capitán? Sin inmutarse nuestro amigo contestó: ¡¿Soy PIP?! ¡¿Qué?!, preguntó el oficial. (El conocía a todos los policías, republicanos e investigadores que trabajaba en el Cerro de Pasco) ¡Soy PIP! Contestó en voz alta el ciudadano. Entonces a una señal del jefe los policías procedieron a masacrarlo con golpes contundentes hasta dejarlo sangrante. ¿A sí que PIP no cojudo? Lo encaró el jefe. Entrégame tu libreta electoral. El Hombre no solo sacó su liberta del bolsillo sino, encarando el jefe le dijo. Aquí está, aquí dice Pedro Inocente Paulino: PIP. El jefe no hizo sino devolverle la libreta con un  puntapié en los fundillos le conminó: ¡Lárgate PIP!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s