Las casas comerciales más importantes del Cerro de Pasco

Mucho antes de que se abrieran las puertas de nuestro país a la inmigración extranjera, ya el Cerro de Pasco había recibido la afluencia de gran cantidad de europeos comenzando por los españoles: madrileños, sevillanos, catalanes, vascos, etc. La mayoría de ellos se dedicó al comercio con clamoroso éxito económico. A partir de hoy, vamos a hacer llegar a ustedes la  información de quienes triunfaron en nuestra ciudad. Comenzamos con don Vicente Ruiz que, en 1850 inaugurara su gran tienda LAS CULEBRAS de gran recordación entre los cerreños de antaño. De este establecimiento comercial publicamos primeramente su publicidad aparecida en los periódicos de aquellos tiempos junto a algunas imágenes de diversas épocas de su exitosa vida.

grandes almacenes Las culebras

En esta primera fotografía se ve a LAS CULEBRAS un día lluvioso de fines del año de 1899, con sus gentes abrigadas en día de comercio en las tiendas adyacentes. Al centro -donde hay dos niños curiosos- puede verse la plazuela que más tarde se va a denominar Plazuela del León y, mucho más tarde se erige el monumento de nuestra mártir Daniel Alcides Carrión. Como pueden ver el piso está completamente empedrado con acequias por donde corren las aguas arrastradas por la lluvia. Al fondo se ve mayestática, como siempre ha estado, nuestra invicta torre del Hospital Carrión –obsequio de los mineros europeos que trabajaron las minas de nuestra ciudad. Al costado izquierdo los talleres de EL MINERO ILUSTRADO, fundado en 1896, decano del periodismo del centro del Perú. La prepotencia del dictador Odría lo clausuró en 1950 en represalia por la asonada que terminó con la muerte del prefecto. Este fue uno de los actos más ignominiosos que jalonan la historia de nuestro pueblo.

En el poste central una luminaria para alumbrar la plazuela. Equidistantes los postes de alumbrado eléctrico. Don Felipe Salomón Tello era dueño del sistema eléctrico que iluminaba nuestra ciudad desde 1899, Gracias a él se había superado el alumbrado con hachones de madera untados con grasa, luego con lámparas de kerosene y finalmente con lámparas a gas que, por esos días, sólo quedaban en lugares muy apartados de la ciudad. Ahora las calles centrales de plaza Chaupimarca, plaza de Acho, plazuela del león, plaza del comercio y, uno que otro lugar importante, lucían bombillos eléctricos que ofrecían una esplendorosa claridad. Era una novedad que ningún otro pueblo del centro del Perú ostentaba con orgullo. Sólo Lima y Arequipa contaban en el Perú con alumbrado público eléctrico. Es conveniente informar que, hasta esos momentos, la municipalidad solventaba el gasto del alumbrado a kerosene a razón de 77 centavos por cada uno de los 141 faroles distribuidos en la ciudad. El alumbrado eléctrico fue -en sus comienzos- sólo para oficinas principales, despachos gubernamentales, casonas de personajes importantes y uno que otro lugar público especial.

grandes almacenes Las culebras 2En la fotografía que mostramos a continuación, tomada desde los balcones de LAS CULEBRAS puede verse la flota se autos de servicio público que llevaba y traía pasajeros de la ciudad de Huánuco y aledaños realizando un excelente y activo servicio comercial entre ambas ciudades.

Nótese la gran cantidad de pasajeros que utilizaban este servicio.

En el tomo quinto de nuestro libro PUEBLO MARTIR, nuestros amigos podrán encontrar abundantes datos respecto de éste y otros servicios que se brindaban en nuestra tierra.

grandes almacenes Las culebras 3Periódicamente se publicaban sueltos que informaban: Se hace del conocimiento de los españoles residentes en el Cerro de Pasco que el Consulado Español acaba de recibir en cuidadoso embalaje toda suerte de sedas, tejidos y tafetanes procedentes de Granada, Priego y Jaén; medias de finísima urdiembre; espadas, dagas y puñales provenientes de Toledo. Paños y rajas vistosas de pulcro acabado, de Segovia. Rasos, sedas, mantos y otros tejidos de colores brillantes, de Córdova, Valencia y Murcia. Vistosos y representativos abanicos; estuches artísticos y mil curiosidades más de Madrid. Mantos, pañoletas, luengos mantones con bordados de ensueño y resaltantes colores venidos de Sevilla. Hilos y tejidos diversos de Portugal. También, maravillas llegadas de otros países. De Francia, todos los tejidos, estameñas, puntas blancas de seda, oro y plata; sombreros de castor y todo género de lencería. De Flandes, tapicería artísticamente caprichosa, espejos, laminados, ricos escritorios, cambrayes, puntas, encajes e indecibles géneros de mercería. De Holanda, lienzos y paños. De Génova, papel. De Nápoles, medias y tejidos. De Inglaterra, bayetas, sombreros y toda clase de tejidos de lana. De Venecia, cristalería y vidrios. De Alemania toda suerte de aceros, espadas y mantelería.

Finalmente, en la última fotografía tomada a las puertas de LAS CULEBRAS, podrán ver a un grupo de ciudadanos del consulado austro húngaro que ya estaban aposentados en nuestra ciudad. Se puede ver la variedad de artículos que vendían; muchos de ellos traídos de Europa.

grandes almacenes Las culebras 4

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s