CRÓNICA DE UNA TRAICIÓN (Por: Melanio Zambrano Requiz)

pluma-y-libros-01Este es uno de los principales trabajos presentados al “Primer Encuentro Municipal de Literatura BELLAS LETRAS que durante su gobierno en la municipalidad de Yanacancha efectuara la Alcaldesa, señora Amanda López Gamarra. Es a no dudarlo un invalorable aporte al progreso de nuestra literatura. En cuanto al trabajo en sí, pertenece a Melanio Zambrano Requiz que, con un acierto extraordinario nos habla de la realización de un acto de traición laboral.

La crónica es, como se ha establecido, la hija incestuosa de la historia y la literatura. Existe desde mucho antes que el periodismo. Nació de la voluntad de narrar y comprender el mundo, dando información. Así los cronistas que nos han contado la conquista del Perú y América, como Cieza de León, Pedro Pizarro y Bernal Díaz del Castillo, fueron testigos y protagonistas de los hechos que narraron. El cronista es testigo y no mero recopilador o transmisor de datos. Lo  que el cronista nos alcanza, es información de primera mano, muy útil y valiosa.

Hechos estos deslindes y dentro de la pluralidad de conceptos, encontramos: “Crónica de una nostalgia caminante” que nos ubica en el escenario de la Compañía Minera Brocal S.A., de Colquijirca, en un lapso que comienza en marzo con simples rumores y en agosto, ha alcanzado dimensiones verdaderamente dramáticas: La Empresa hace conocer al Sindicato su decisión de eliminar las secciones de Operaciones Tajo y la de Mantenimiento, con 150 hombres a su servicio, “porque le genera pérdidas cuantiosas e irrecuperables”. Aquí es cuando  la crónica relata los ribetes dramáticos de tres días previos a la navidad del 2001 “que va a ser muy triste y diferente a las demás”.

El lunes -primer día de la contienda- el Sindicato de Obreros y la Compañía rompen relaciones porque, pese a las contraofertas, ésta mantiene su decisión de cancelar las dos secciones. Entonces los obreros optan por unirse al Sindicato de Huaraucaca.

El martes, con verdadera sorpresa, se toma conocimiento de que la autoridad regional de Trabajo ha declarado “infundada” la huelga minera. La Empresa, como proponiendo una solución viable, anuncia que ambas secciones serían administradas por los “Services” (Organismos de explotación donde los hombres trabajan diez o más horas con sueldos de hambre y sin derechos que los amparen). Han intervenido para esta conclusión, diversos organismos que, lejos de prestar su apoyo a la clase trabajadora, coadyuva  con la empresa para desestimar la huelga minera. Como colofón de este “triunfo” de la empresa, se realiza una reunión de confraternidad con asistencia del Gobierno Regional, Juez de Trabajo, Fiscal, Jefes policiales, congresistas y demás autoridades. Aquí, el cronista, nos revela la presencia del infaltable personaje que actúa en estas transacciones, el asolapado traidor, el Judas que nunca falta en los dramas de la lucha laboral del país. En una bien lograda dramatización, nos pone a la vista a este felón, el alcahuete que sibilinamente saca informaciones del plan de lucha de sus compañeros para “soplar” a sus compradores. Como no podía ser de otra manera, desfilan también los otros minúsculos comediantes que sacando ventaja de sus ubicaciones directrices, se llevan “recompensas” apreciables de la empresa. Como contraparte de esta realidad, la tierna esperanza del niño que aguarda su bicicleta, en acertada pincelada de ternura.

El miércoles, triunfa la intriga y la traición. Cinco dirigentes, olvidando el espíritu de cuerpo de la masa, “se salvan” de la destitución, los otros 145 compañeros suyos, son despedidos.

El jueves, al salir publicadas las listas –indignación general- se realiza la sangrienta reprimenda policial originada por infiltrados que la empresa ha ubicado para provocar la salvaje represión contra hombres, mujeres y niños. No obstante la oposición, se cancelaron las secciones y se declaró disuelto el Sindicato. Sospechosamente, los dirigentes de la “Comisión Negociadora” siguen trabajando hasta estos días. Ninguno fue despedido.

Esta crónica de Marcos E. Talavera Castillo, es un valioso aporte al conocimiento de nuestra conciencia laboral. Es un acierto. ¡Cuánta falta nos hace este tipo de crónicas! Bienvenido, Marcos, a esta incomprendida tarea de escribir. Sigue haciéndolo. Necesitamos desenmascarar a tanto traidor. A aquellos “pendejitos” de “floro” alucinante, acomodaticios como las cucarachas, arribistas, como las serpientes, que pasean su deplorable humanidad entre gente honrada y trabajadora.

En “Testimonio de Héctor Chacón” (El Nictálope), el cronista, asedia la biografía del personaje al que apodaban, “Ladrón de Caballos”, para decirnos que desde sus primeros años cuando era “huacchillero” se convierte en audaz abigeo que concita la ira de los hacendados que al final lo apresan. Con una finalidad reivindicativa muy plausible, se auto inculpa de todos los delitos con el fin de que sus coterráneos logren la recuperación de las tierras que les habían arrebatado, eliminando por los medios más convenientes, el abuso que era el pan de cada día en las comunidades. Agapito Robles Broncano –fulgurante personaje de la obra de Scorza-, es el comunero que recibe directamente esta responsabilidad. A continuación nos relata sus aventuras llenas de acción sorprendente con la participación de Magno Chacón, Ángel Solidoro, Callito Ampudia y otros personajes menores, hasta que su hija Juana Chacón Morales, le tiende una trampa y lo entrega a la policía. Entretanto, el 27 de agosto de 1961, Agapito Robles Broncano, cumple su palabra y realiza la invasión de la hacienda de Huarautambo. Chacón es enviado, primero al Frontón y luego al Sepa, condenado a 16 años de reclusión.

La parte siguiente lo constituye, “Lo que la prensa habló de Héctor Chacón Requiz” en la que se relata el indulto que otorga a 216 presos el Gobierno Revolucionario de aquella época, entre ellos a Chacón, (Expreso). Aquí se nos hace conocer los pormenores de su estadía en prisión y las anécdotas que en esos momentos se producen. Luego viene un reportaje de Guillermo Thorndike, en todo caso, información que abona la epopeya que en la saga de los cinco libros de la “Guerra Silenciosa” Manuel Scorza nos dejó como preciado homenaje a la grandeza campesina de Pasco. Y “El extraño caso del autor que encontró a su personaje” por Luis Sánchez Espinar, finaliza este cuadro en torno al personaje de “Redoble por Rancas”. Los que hemos leído los comentarios y críticas de la extraordinaria obra de Manuel Scorza -con quien conversamos muchas veces mientras duró su estada en nuestra ciudad-  conocemos de  su acierto al pintar con un arte notable todas las peripecias de la lucha campesina en el Perú y, felicitamos por haber seleccionado los temas que abonan el conocimiento de nuestra realidad.

Cerrando este manojo de trabajos, encontramos la “crónica” de Melanio Zambrano Requiz, “nacido entre el maizal antapirqueño, con musas florecidas como la flor de la cantuta, trinitaria, amancay, chiwanway” que nos alcanza un hermoso florilegio de Antapirca, nudo y base de la nación Tsantsa, comenzando por su ubicación geográfica, política, límites, clima, relieve y topónimos, para luego –con mucho acierto- referir su fundación franciscana, sus barrios tradicionales, fiestas, comidas típicas, producción agraria. Termina la primera parte con la relación de sus restos arqueológicos, pinturas rupestres, monumentos coloniales, huacas, etc. La segunda parte del trabajo lo ocupa la danza pastoril del epígrafe, es decir “La pastora niño fiesta navidad”, que se inicia el 23 de diciembre y sigue con indescriptible alegría hasta el 27. Este relato animado con un lenguaje coloquial, resulta muy dulce y ameno. Un acierto del autor que, apartándose de los cánones de la crónica, ya en terrenos de la monografía, nos regala con deliciosa pintura del hermoso pueblo antapirqueño. En su anexo correspondiente vemos la detallada coreografía de la danza que es ya patrimonio nacional.

Con este manojo de creaciones hemos degustado -¡Qué duda cabe!- la nobleza de nuestros valores, por ello felicitamos a los participantes y, sobre todo, a la Alcaldesa  de Yanacancha, señora Amanda López Gamarra por el acierto que ha tenido de organizar este Primer Encuentro Municipal de Literatura BELLAS LETRAS, un invalorable aporte al progreso de nuestra literatura.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s