Recordando a Crose

Escribe: Raúl Rivera Escobar Publicado en LA ABEJA de Octubre  del 2016.

Con especial respeto y admiración publicamos esta simpática nota recordatoria de un artista ejemplar ligado a nuestra niñez. Recuerdo aquella negra época de mediados del siglo pasado cuando la persecución a los apristas era implacable. En el Cerro de Pasco íbamos a la zona del Polvorín de Garga donde el postrén León, tiraba los paquetes de LA TRIBUNA (En ese tiempo prohibida) y allí repartían a los centenares de apristas que compraban el periódico. Yo compraba el mío por encargo de mi abuelo. Lo hacía con mucho cariño porque los muchachos leíamos, Pachochín, Sampietri,  Jarano y otros de ese maestro que fue CROSE. Su partida fue para quienes lo quisimos un golpe muy triste.

Carlos Roose Silva (Crose)Hace unos días falleció el caricaturista Carlos Roose Silva, el popular “Crose”. La sensible pérdida de este personaje viene a sumarse a la, también relativamente reciente, de otra gran figura nacional del lápiz como Julio Fairlie, activo partícipe, junto al primero, de la gran renovación de la historieta nacional desde fines de la década de 1940.

Crose había sido el autor de la que se considera la primera tira cómica nacional. En 1947 aparecía en las páginas de La Tribuna, “Pachochín”, un personaje abiertamente inspirado en la figura del presidente Bustamante y que, tal como su referente, hacía gala, en medio de sus aventuras, de una paciencia fuera de lo ordinario.

Personajes de Crose“Pachochín, un hombre de paciencia”, sin embargo, pasaría, en el transcurso de una año, a ser “Pachochín, un hombre pegado a la letra”, con una diseño distinto, al parecer, en resguardo de la buena imagen del presidente, que habría de ser derrocado ese mismo año por un golpe militar.
Desde allí puede verse la evolución del trazo de Crose, más o menos ya definido cuando empieza a trabajar en Tacu tacu (1949), donde elabora historietas como “Pullino”, al lado de artistas como el propio Fairlie.

Luego seguiría su participación en Canillita (1950), creando personajes como “Canillita” o “Coco”. Allí dibujaría junto a Nayo Borja, artista que luego tendría participación muy prolongada en el diario El Comercio.

En 1952, el matutino Última Hora toma la iniciativa de reemplazar todas sus tiras cómicas extranjeras por nacionales, publicando, a partir de entonces, creaciones como ”Sampietri” de Julio Fairlie; “Boquellanta”, de Hernán Bartra; “Cántate algo” de Jorge Salazar o “Serrucho”, de David Málaga.  Para cuando pasa a Patita (1954) Crose ya comparte plenamente la inquietud de esta nueva generación de dibujantes peruanos por explotar el espíritu criollo y picaresco de los tipos populares urbanos, que van surgiendo en una Lima en expansión por el fenómeno de las continuas migraciones del ande a la capital.

La tendencia va a ser confirmada por el artista en Correo, donde, desde inicios de los años setenta, hace publicaciones regulares en el suplemento Sucesos, encargándose, además, de creaciones como “La tira de Chicho” y dando vida a “Jarano”, “Draculín” o “Don Mamerto”, que, junto a “Pachochín”, se irían a convertir en sus personajes emblemáticos durante muchos años.

Ampliamente conocido en los últimos tiempos por su trabajo humorístico en la prensa popular de alcance masivo, Crose era un artista de una creatividad y un talento artístico inagotables.

Siguiendo la línea picaresca, fue autor, hasta sus últimos años, de “Don Potencio” o “El niño Querubín”, que salían regularmente, junto a su sección de humor “Domingueando con Crose”, en el diario Ojo, aunque sus participaciones se multiplicarían en muchas otras publicaciones del grupo Epensa.

Crose hoy nos ha dejado físicamente, pero, como los grandes, permanece presente en el recuerdo de amigos y colegas que lo conocieron y que admiraron siempre, no sólo por su protagonismo en un momento fundamental de la historia de nuestras artes gráficas, sino también por su don de gentes y su calidad de generoso maestro de nuevas promociones de exponentes del lápiz.
Sirvan estas breves líneas como un breve, pero sentido, homenaje a su memoria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s